Retiplus 2.0, presentación y análisis del sistema de realidad aumentada para baja visión de la compañía PLUSINDES que emplea las smartglasses Epson Moverio BT-350

Imagen de las smartglasses de realidad aumentada empleadas en el sistema Retiplus, las EPSON Moverio BT-350. Las gafas, de aspecto futurista pero sin llegar a la extravagancia, son de color gris y negro, tienen unas lentes totalmente transparentes, una microcámara incorporada en la patilla derecha y sus patillas son graduables para poder adaptarse a los distintos tamaños de cabeza. En la imagen también aparece El controlador que permite interactuar con el sistema. Éste es de color negro, va unido por medio de un cable a las gafas, y en su interior se encuentran la batería y el procesador.
Smartglasses Epson Moverio BT-350 empleadas en el sistema Retiplus.

A partir de hoy, día 2 de julio del 2018, y tras un curso de certificación realizado este pasado fin de semana por la compañía española PLUSINDES, un selecto grupo de 10 centros ópticos de España y del extranjero ya pueden mostrar, prescribir y vender la versión definitiva del esperado sistema de realidad aumentada para baja visión Retiplus. Así es. Parecía que nunca iba a llegar, pero finalmente Retiplus ya está aquí, entre nosotros, preparado para demostrar todo su potencial a la hora de optimizar la visión residual y mejorar la calidad de vida de las personas que sufren patologías que causan baja visión.

En InfoTecnoVisión hemos estado muy pendientes de la evolución y desarrollo de este interesante y prometedor sistema. Nos encantó cuando hace un año nos enteramos de su existencia, y así os lo conté en aquel primer artículo de retiplus. Y ahora que ya es una realidad, como no podía ser de otra forma, os voy a poner al día acerca de las últimas novedades concernientes a la versión definitiva y la comercialización de Retiplus, la v2.0.

Os advierto que tengo muchas cosas importantes e interesantes que contar. Aparte de todo lo que he podido recopilar gracias a la habitual búsqueda por Internet, nuestro compañero Enrique Varela también ha podido compilar una información y experiencia práctica muy valiosas al asistir a un evento de presentación que organizó recientemente Multiópticas Delgado Espinosa (Madrid). Allá, Varela pudo probar tanto este dispositivo como las smartglasses Jordy, grabando en audio el evento y transmitiéndonos posteriormente sus impresiones. Además, y quizás lo más importante, También he estado hablando con Rafael Cámara Mena, Ingeniero Industrial Superior inventor de este sistema y Socio Fundador en PLUSINDES SL, el cual me ha contado un montón de cosas super interesantes. Así que ahí va mi agradecimiento a ambos, por su buena predisposición y toda la información que nos han facilitado, y sin más dilación, voy a ponerme manos a la obra pues el artículo promete bastante.

¿Cómo nació Retiplus?

Bien. Para empezar, permitidme que os comente muy brevemente como surgió este proyecto. Todo comenzó en el 2014, cuando el inventor y desarrollador de este sistema, Rafael Cámara, sintió la necesidad de ayudar a un familiar con baja visión. Al principio la idea fue la de crear unas smartglasses específicamente dedicadas a baja visión, de hecho, Rafael tiene una patente española sobre ese dispositivo, pero cuando realizó un estudio más profundo sobre el mercado, observó que gigantes tecnológicos como Microsoft, Google o incluso Apple, entre otros, ya estaban desarrollando smartglasses tanto en realidad virtual como en realidad aumentada. Por lo que finalmente Prefirió ser práctico y transformar su sistema en un software modular, es decir, en un conjunto de aplicaciones que se pudiesen instalar en los dispositivos que esos gigantes tecnológicos pudieran lanzar al mercado, eso sí, siempre y cuando cumpliesen con las características más adecuadas para su sistema. Entre las cuales, la principal, que estén basados en realidad aumentada, pues tal y como veremos más adelante, es el sistema más apropiado para asistir a la baja visión.

Y así es como nació originariamente Retiplus, que posteriormente dio lugar a la fundación de la empresa PLUSINDES SL, una compañía social española de capital 100% español, cuyos accionistas son personas con baja visión que, en muchos casos incluso con la colaboración de sus familiares, desde un principio han apoyado, confiado e invertido en este sistema.

Cuatro años es lo que ha tardado Retiplus en ser una realidad comercializable. El camino ha sido arduo. La falta de inversión y financiación han lastrado el desarrollo de este sistema. No Obstante, Rafael me ha comentado que aunque hubiesen dispuesto de una mayor financiación, igualmente habrían preferido ir con pasos firmes y seguros. Al menos en las fases iniciales. La prioridad, desde un principio ha sido la de crear un producto fiable y útil, y ello precisa de muchas pruebas, estudios y, sobre todo, tiempo. No obstante, a finales del pasado 2017 aconteció algo que les ha ayudado a acelerar significativamente el desarrollo de la fase final de este sistema, y es que recibieron el sello como producto excelente dentro del programa Horizonte 2020 de la Comunidad Europea.

Como probablemente sabréis, este programa financia proyectos de investigación e innovación de diversas áreas temáticas, y gracias a ello el proyecto ha recibido un importante empuje económico, que ha facilitado y acelerado no tan sólo el desarrollo de la fase final de Retiplus, sino también la contratación de un estudio clínico totalmente independiente a la Universidad Complutense de Madrid, cuyo objetivo principal ha sido el de analizar cuáles son los parámetros mínimos de visión a partir de los que se puede considerar que este sistema es útil para optimizar la visión residual de las personas con baja visión, de forma que represente una ayuda real en sus actividades de la vida diaria. Estudio que ha sido presentado y puesto a análisis/debate entre todos los especialistas asistentes al curso de certificación celebrado este pasado fin de semana (más adelante hablaré tanto de este estudio como de este curso de certificación).

Comentar también que desde los inicios de Retiplus, Rafael enseguida se fijó en las posibilidades de las gafas de realidad aumentada de la compañía japonesa Epson. Dentro de las pocas gafas de realidad aumentada disponibles, sin duda eran las más ligeras y ofrecían la mejor calidad de imagen de todas. Al principio el sistema se empleó con las gafas Epson Moverio BT-200, posteriormente se utilizaron las BT-300, bastante más ligeras y avanzadas tecnológicamente, y finalmente se va a comercializar con el modelo BT-350, tecnológicamente idénticas a las BT-300 pero más robustas y con las patillas graduables.

Y finalizo ya este apartado, añadiendo que tal y como os he adelantado en la introducción de este artículo, Retiplus ya está disponible a partir de este mes de julio en un total de 10 centros ópticos certificados para prescribir y adaptar este sistema, cuyo listado encontraréis también más adelante (de estos centros siete son españoles y tres extranjeros).

¿Qué es Retiplus?

Retiplus es un sistema modular compuesto por un software que se instala por un lado en unas smartglasses y en una tablet de un especialista optometrista, y por otro lado en unas smartglasses que usa el paciente.

El objetivo de Retiplus es mejorar la autonomía y la calidad de vida de los pacientes con baja visión a la hora de realizar tanto actividades estáticas como en deambulación. Está ideado para que los Especialistas prescriban, configuren y personalicen de forma individual, adaptando a la visión residual del paciente, el conjunto de ayudas para la baja visión que proporciona el sistema (minimización gran angular, mejora de la visión en baja iluminación, mejora del contraste de los bordes y contornos, zoom de elementos a media y larga distancia, programas de rehabilitación visual en forma de gimnasia ocular, etc).

¿Cómo funciona el sistema Retiplus?

Las gafas han de ser graduadas digitalmente por un especialista optometrista, el cual dispone de un kit formado por una tablet y unas gafas de realidad aumentada Epson Moverio BT-350. Este especialista realiza un análisis personalizado de la visión del paciente por medio del sistema Retiplus. En una primera fase, tan sólo se emplean la tablet y las smartglasses que tiene el optometrista en su centro óptico. El paciente se pone las gafas y el especialista, desde la tablet, va analizando y graduándole digitalmente la visión. El paciente va viendo en tiempo real todo lo que el optometrista va configurando en la tablet, hasta que los parámetros y los modos configurados se adaptan lo mejor posible a su resto visual, mejorando y potenciando su visión residual. Para ello el sistema permite emplear unos optotipos digitales especialmente creados para este sistema, diseñados para graduar digitalmente las smartglasses, es decir, para graduar la visión cuando se está mirando el display de las gafas, que es una graduación muy distinta a la de unas gafas normales y corrientes. Hay optotipos digitales para la agudeza visual, rastreo visual, contraste Pelli Robson y rejilla de Amsler. También se puede analizar el campo visual del paciente para situar la imagen en su resto visual, así como configurar otros escenarios y aplicaciones como el tratamiento del contraste de bordes y contornos, la mejora de la visión con baja iluminación e incluso zoom para elementos a media y larga distancia.

Comentar que el especialista puede realizar todo este proceso de graduación tanto en la consulta como en el exterior, de forma que se puedan explorar y configurar todas las funciones que le sean útiles al paciente para mejorar su visión residual en las diversas tareas de la vida diaria, ya sean estáticas o en deambulación.

Una vez se han creado y configurado los distintos modos, el paciente valora si el sistema le va a ser realmente útil, y si se decide finalmente a comprar las gafas, adquiere unas y el especialista traslada la configuración que ha creado en su kit a las gafas del usuario.

Lo bueno de este sistema, es que aparte de que un especialista se encarga de configurar las gafas, se puede ir llevando un control de la evolución del paciente, adaptando el sistema a los posibles cambios en su visión. Además, el optometrista puede llevar un control objetivo del uso que se le ha dado a las gafas, ya que este sistema guarda algunos datos como las horas de uso, las funciones que se han empleado… Todo ello con el objetivo de evaluar la evolución del paciente en referencia al empleo del sistema (nunca se guardan imágenes, tan sólo datos de uso). Incluso el especialista puede indicar algunos ejercicios visuales para ejercitar la vista y contribuir a que el nervio óptico se mantenga activo, aspectos en los que Retiplus puede resultar muy útil.

En las smartglasses se pueden grabar hasta 10 configuraciones distintas que el usuario puede seleccionar a voluntad según las actividades que esté desempeñando (leer, ver TV, deambular por distintos escenarios tanto con buena o baja iluminación, etc.).

Por ejemplo, se puede poner una imagen minimizada de gran angular en un lateral de la visión para tener varios tipos de enfoque a la vez, el correspondiente al mundo real en el centro de la visión y uno con una visión más amplia, de gran angular y minimizada en ese lateral, para captar detalles más generales que compensen la disminución del campo visual periférico. Incluso se puede configurar una función que mejore el contraste de los bordes y contornos, aplicable a situaciones concretas, como cuando el usuario vaya a bajar por unas escaleras y necesite distinguir bien los escalones. En patologías con una afectación de la visión central, se puede ubicar en la periferia de la visión una imagen con un zoom aplicado para ampliar los detalles que el usuario precise. También se puede mejorar la visión nocturna o en situaciones con baja iluminación (no son unas gafas de visión nocturna, tan sólo amplían la luminosidad, mejorando e intensificando la iluminación del entorno, a la vez que se puede aumentar a gusto el brillo y el contraste). Incluso se puede configurar una única ventana central que ocupe por completo todo el campo visual, y en la que se haya aplicado un tratamiento de imagen específico, algo especialmente adecuado para actividades estáticas en las que no importa tanto dejar de ver el mundo real. Y todo ello, por supuesto en tiempo real, pudiendo cambiar de forma rápida y sencilla entre los modos disponibles.

Rafael Cámara me ha comentado que en principio la primera versión de Retiplus se va a centrar principalmente en mejorar lo ya comentado anteriormente, que son síntomas típicos de la retinosis pigmentaria. Pero eso no quiere decir que patologías que cursen con cuadros similares no se puedan beneficiar también, o que incluso que otras como la degeneración macular asociada a la edad, la miopía magna o el starGardt puedan emplear igualmente este sistema, pues se puede configurar una ventana situada en el campo visual periférico en la que se muestre la imagen captada en la parte central de la visión, incluso con un zoom, de forma que el paciente, con la llamada visión excéntrica pueda controlar lo que hay en esa zona del campo visual central afectado.

Por supuesto, para el futuro ya se están ideando nuevas funciones y buscando unas smartglasses más adecuadas para pacientes con afectación de la visión central que requieran sobre todo magnificación a corta distancia, que es el aspecto en el que actualmente Retiplus “cojea”. Y es que ahora mismo este sistema puede magnificar también, pero la cámara de las Epson está más indicada para captar imágenes lejanas con un ángulo de visión amplio, y no es muy adecuada para magnificar letras a una distancia focal muy cercana como al leer un libro, ya que al aumentar mucho se produce un desafortunado pixelado, que impide emplear estas gafas para ese uso específico. No obstante, sí que van bien para aumentar el de letras más lejanas o a media distancia como el de placas de calles o paneles informativos de horarios en aeropuertos y estaciones, lo cual se puede hacer sin ningún problema.

Lo ideal y aconsejable es que cualquier paciente con baja visión, acuda a alguno de los centros certificados y que pregunte si su resto visual es candidato para poder emplear este sistema.

¿Cómo funcionan estas smartglasses en conminación con Retiplus?

Las smartglasses empleadas en este sistema llevan incorporada una cámara que capta lo que tiene el usuario delante. El software Retiplus instalado en el controlador de las gafas, conjuntamente con los parámetros y los modos configurados previamente por el especialista optometrista, procesan las imágenes capturadas por esa cámara, adecuándolas al resto visual del usuario con baja visión, de forma que se potencie la zona útil de su campo visual, plasmando esas mejoras en el display de las gafas en forma de realidad aumentada. Es decir, que sin perder la visión del mundo real, se puede acceder a unas ventanas superpuestas en las que se ofrece la ayuda previamente configurada. Esto es especialmente adecuado sobre todo al realizar actividades en deambulación, ya que el usuario no pierde en ningún momento la percepción real del mundo mientras disfruta de la asistencia visual y, por lo tanto, sin que ello afecte a la seguridad en sus desplazamientos.

El usuario dispone de varias configuraciones o modos, y dependiendo de la actividad que esté realizando, puede seleccionar uno u otro. La forma de interactuar con el sistema, es a través de un controlador que va unido a las gafas por medio de un cable, dentro del cual se encuentra la batería y el procesador.

¿Cómo son las smartglasses seleccionadas para este sistema?

Las smartglasses seleccionadas para esta segunda generación de Retiplus son las Epson Moverio BT-350. Son muy similares a las BT-300 que os presenté en el anterior artículo de Retiplus, al menos en cuanto a las prestaciones del hardware, pero externamente son distintas, ya que este otro modelo es algo más robusto y permite graduar las patillas de las gafas al tamaño de la cabeza (algo muy importante, no tan sólo porque de esta forma se pueden adaptar mejor a los niños, sino porque las BT 300 estaban diseñadas más bien para el tamaño de la cabeza de los japoneses, que es de media algo más ancho que el europeo). Además, también incorpora un sistema mucho más sencillo para poder colocar y retirar el filtro solar que permite reducir la entrada de luz cuando hace mucho sol, de forma que el usuario pueda apreciar mejor el display de las smartglasses. En este modelo el sistema empleado es el típico que hay en otras gafas, en el que con un simple gesto de la mano se puede levantar y bajar este segundo filtro solar. Además, estas smartglasses permiten llevar unas gafas graduadas simultáneamente.

Estéticamente, estas Epson Moverio tienen una apariencia futurista, pero sin llegar a la extravagancia. La zona del visor, que es de color gris, tiene la misma altura que las patillas, que son negras y graduables, de forma que todo el dispositivo tiene la misma altura, con una estética armoniosa. Las lentes son transparentes y en la patilla derecha sobresale una ligera protuberancia correspondiente a la microcámara. Las gafas van unidas por medio de un cable a un controlador de color negro que presenta distintos botones y teclas de control para interactuar con el sistema, y dentro del cual va la batería y el procesador. Ciertamente, no son muy discretas que digamos, pero tienen un aspecto bastante moderno, acorde con los tiempos tecnológicos actuales. Lo bueno es que los cristales son totalmente transparentes y ello contribuye a que el usuario no se aísle como ocurre en otros sistemas de realidad virtual. Algo Muy Importante, Pues es un dispositivo que muchas personas usarán para ir por la calle, y al tener los cristales transparentes, sin duda será más aceptado socialmente.

De entre todas las smartglasses con realidad aumentada existentes actualmente en el mercado candidatas para poder formar parte del sistema Retiplus, que por cierto no hay muchas, tan sólo tres, Plusindes ha seleccionado finalmente estas gafas porque son las que ofrecen la realidad aumentada de mayor calidad de imagen sobre unos lentes transparentes, con unos muy buenos prismas, y todo ello en un dispositivo bastante discreto, con una autonomía de unas seis horas y un peso bastante moderado de 119 gramos. De hecho, son las gafas más empleadas por los pilotos de drones, así como por museos y empresas que se dedican a espectáculos y visitas turísticas en las que se emplea la realidad aumentada.

Lo bueno de Retiplus, es que al tratarse de un sistema modular consistente en dos aplicaciones que se instalan en unas smartglasses y en una tablet, éstas se pueden instalar en cualquier futuro modelo de gafas de realidad aumentada. Ahora mismo las más adecuadas y avanzadas en el mercado son las Epson, pero si más adelante aparecen otras aún más avanzadas, este sistema se puede instalar en ellas. Incluso pudiera darse el caso de que cuando se comercialicen las gafas de realidad aumentada de Apple, el sistema Retiplus se pudiera adaptar y migrar a esta otra plataforma. Ahora mismo está programado para el sistema Android que es en el que se basa las Epson.

¿Cómo funcionan los displays transparentes de estas smartglasses?

Ahora me gustaría tratar algo muy importante: Como habéis leído, estas gafas tienen unas lentes totalmente transparentes. Es más, los displays que se encuentran dentro de las lentes también son transparentes, y todo ello con un grosor menor de 1 cm. Así es. Igual suena un poco a ciencia-ficción, pero eso es posible y existe. Y como imagino que os deberéis estar preguntando que cómo es posible que una pantalla sea transparente, a continuación os lo voy a explicar tal y como hizo Rafael conmigo:

Resulta que dentro de las lentes transparentes de estas gafas, hay unos displays también transparentes, en cuyo centro, justo en la zona central de la macula del ojo, hay un prisma totalmente transparente que ni se aprecia desde fuera ni desde el interior de las gafas (bueno, desde dentro si el usuario se fija mucho, puede llegar a observar unas pequeñas aristas en los bordes del prisma, pero son prácticamente inapreciables, y tan sólo se aprecian en sus bordes. La zona central es totalmente transparente). Pues bien, estas gafas en el extremo interno de sus patillas llevan unos nano proyectores que proyectan la imagen capturada por la cámara y gestionada por el sistema sobre estos prismas, los cuales lanzan a su vez la imagen hacia adelante, hacia el infinito. Todo ello no tan sólo permite la transparencia de los displays, y que por lo tanto el usuario no pierda detalle del mundo real a la vez que ve proyectadas las imágenes superpuestas, sino que se obtiene una imagen proyectada hacia el infinito, lo cual es algo mucho más fácil y cómodo de enfocar que no las pantallas de la realidad virtual. Impresionante, ¿a que sí?

Es decir, que aunque el prisma se encuentra a unos 2 cm de los ojos, el enfoque es hacia adelante, hacia la lejanía. Ciertamente, esto es muy pero que muy importante y soluciona el problema de enfoque de las gafas de realidad virtual, que al tener las pantallas justo delante de los ojos, dificulta mucho el enfoque del ojo a tan corta distancia. La realidad virtual intenta solucionar este Problema incorporando unas lentes de acomodación internas que se han de graduar manualmente según la visión del usuario, pero ello provoca con mucha frecuencia problemas de mareo y fatiga ocular tras periodos prolongados de uso. En cambio, la realidad aumentada que emplea estas gafas de Epson no presentan ni este problema ni el del posible daño ocasionado por la luz azul de las pantallas. Que eso es otra cosa que preocupa a muchas personas. Aquí no hay pantallas, o al menos no las típicas, sino un prisma que lanza la imagen hacia delante. Lo cual es mucho menos dañino y menos agotador visualmente. Que es una de las características, la principal, por la que se ha elegido la realidad aumentada para Retiplus, a pesar de que sea un sistema mucho más caro que el de la realidad virtual. Algo que, por cierto, corroboran multitud de oftalmólogos que Rafael Cámara consultó cuando empezó a diseñar Retiplus. Y es que en aquellos inicios, Cámara se estuvo informando concienzudamente sobre cuál de estos dos sistemas era el más adecuado para asistir a la baja visión, y todos los oftalmólogos consultados coincidieron que la realidad aumentada era el más idóneo.

Por supuesto, hay otros motivos importantes para no haber seleccionado la realidad virtual, por ejemplo, el ya mencionado de que este sistema no permite visualizar simultáneamente el mundo real y la ayuda visual que se precisa. Lo cual impide usarlo en deambulación, limitándolo tan sólo para actividades estáticas, dejando de lado un aspecto tan importante y vital para nuestro colectivo como es la asistencia a la movilidad.

¿Qué es lo que ve el usuario de Retiplus a través de estas smartglasses?

Pues bien, tal y como ya hemos visto anteriormente, lo que el usuario ve a través de este sistema es la visión real del mundo, percibida a través de unos cristales totalmente transparentes, pero con las imágenes superpuestas de la ayuda visual que el optometrista ha configurado en el sistema Retiplus. Unas imágenes que tan sólo son visibles por parte del usuario. En efecto, así es. Desde fuera, el resto de personas que se cruzan con el portador de estas gafas no ven absolutamente nada de lo que se está proyectando en los displays internos de las gafas.

Comentar también, que en el caso de que haya mucho sol o mucha iluminación exterior, y el usuario quiera aislar la imagen proporcionada por el sistema de toda esa luz, tiene que bajar los filtros oscuros solares incorporados en las gafas. De esa forma, las imágenes de realidad aumentada se ven mucho mejor.

Especificaciones técnicas de las Epson Moverio BT-350

Lentes Transparentes.

Display: Si OLED (Silicio – Diodo orgánico emisor de luz). Mono Crystalline Silicon Active Matrix.

Tamaño de pantalla: 0,43 pulgada panel ancho (16:9).

Número de píxeles: 921.600 pixels (1.280x 720) x RGB.

Campo de visión: Aprox. 23°.

Tamaño de pantalla (distancia de proyección): 80 pulgadas en 5 m – 320 pulgadas en 20 m.

Reproducción del color: 24 bits color (16,77 millones de colores).

Frecuencia de actualización: 30 Hz.

Sistema operativo: Android 5.1.

Sensores

Cámara: 5 millones de píxeles.

GPS: Sí, en el controlador.

Brújula: Sí, tanto en las gafas como en el controlador.

Giroscopio: Sí, tanto en las gafas como en el controlador.

Acelerómetro: Sí, tanto en las gafas como en el controlador.

Micrófono: Sí.

Sensor de iluminación: Sí.

Conectividad

LAN inalámbrica: IEEE 802.11a/b/g/n/ac with WiFi Direct and WiFi Miracast (Source/Sink).

Bluetooth: Bluetooth Smart Ready.

MicroUSB: USB 2.0.

CPU y memoria

CPU: Intel® Atom™ x5, 1.44GHz Quad Core.

RAM: 2 GB.

Memoria interna: 16 GB.

Memoria ampliada: Tarjeta SD integrada (32GB).

Interfaz de usuario en el controlador

Teclas físicas con función programable.

Tecla de función: Inicio, menú, volver, volumen, power, función (bloqueo, luminosidad, 2D/3D).

Tecla de control de dirección: Arriba, abajo, izquierda, derecha, introducir/aceptar.

Método de punteo en teclado táctil: Multitáctil capacitivo.

Formatos de archivo compatibles

Vídeo: MP4 (MPEG4+AAC), MPEG2 (H.264+AAC).

Audio: AAC, MP3, WAV.

Compatible con 3D.

Side-by-side.

General

Temperatura operativa: 20% – 80% humedad, 41°F – 95°F, 5°C – 35°C.

Duración de la batería: Oficialmente Epson declara una autonomía de 6 horas (dependiendo del uso), pero desde PLUSINDES me han comentado que según sus pruebas y experiencias la autonomía de estas smartglasses al emplearse conjuntamente con el sistema Retiplus es de unas cinco horas, ya que se emplea mucho la cámara y esto consume bastante batería. También han comentado que si se usa mucho el “Efecto Contornos” la autonomía disminuye aún más, ya que los algoritmos de procesamiento son considerables y esto exige un mayor trabajo al procesador (de todas formas esta función se usa en momentos muy puntuales, por ejemplo para anticipar peldaños de escaleras o para localizar interruptores de la luz u otros objetos).
Tiempo necesario para recargar la batería: 3 horas y 5 minutos.
Tipo de batería: Polímero de litio 2.950 mAh.
Se puede conectar a través del puerto USB una batería externa tipo “Powerbank” para incrementar la autonomía (desde PLUSINDES recomiendan que para garantizar una recarga completa de la batería del controlador/petaca la “Powerbank” debe tener una capacidad mínima de 5.000 mAh).
Dimensiones gafas: 181 mm x 194 mm x 31 mm (Ancho x largo x alto) (sin protección para la luz).

Dimensiones Controlador: 116 mm x 56 mm x 23 mm (Ancho x largo x alto).

Peso de las gafas: 119 gramos.

Peso del controlador: 129 gramos.

Incluye: Adaptador de CA, Bolsa de transporte, Cristal sombreado abatible, Correa para el cuello, Guía rápida, Cable USB, Manual del usuario (CD-ROM).

Precio del sistema retiplus: 3950€ más IVA.

Notas:

  • El IVA de aplicación es del 10% (4% en casos de discapacidad reconocida oficialmente).
  • El precio no incluye las sesiones de graduación/configuración del sistema para adaptarlo a la condición visual de cada paciente (se cree que con tres visitas será suficiente, aunque puede variar dependiendo de cada caso).
  • Las smartglasses están deshabilitadas para otras aplicaciones y usos distintos a la aplicación Retiplus a fin de evitar que se empleen por el usuario u otras personas para otros fines.

 

El estudio clínico realizado por la universidad Complutense de Madrid (UCM)

Tal y como os he comentado anteriormente, Plusindes ha contratado un estudio clínico totalmente independiente a la Universidad Complutense de Madrid, cuyos resultados han sido presentados este pasado fin de semana por el profesor de la Facultad de Óptica y Optometría de la UCM, José Luis Hernández Verdejo, a los especialistas en baja visión que acudieron al curso de certificación.

El objetivo principal de este estudio era el de analizar por medio de distintos ensayos clínicos tanto la capacidad de Retiplus para mejorar la visión residual de los pacientes, como deducir cuáles son los parámetros mínimos de visión a partir de los cuales se considera que este sistema es útil. Algo ciertamente importante, pues de esa forma los especialistas pueden disponer de una guía orientativa que les indica en qué casos es factible este sistema y en cuales no lo es. Si el paciente que contacta con la óptica entra dentro de esos parámetros, puede reservar hora para graduar y probar el sistema, y según los resultados, decidir si quiere adquirirlo o no.

El profesor Hernández Verdejo explicó durante el curso de certificación el mecanismo y la objetividad con la que se ha llevado a cabo el estudio con Retiplus. Este implicó a 29 pacientes de retinosis pigmentaría y glaucoma, se ejecutó en movilidad, en un circuito de obstáculos y bajo diversas situaciones de iluminación. Además de exponer los resultados del estudio, presentó diversos videos con testimonios de pacientes mientras realizaban las distintas pruebas. Finalmente, las conclusiones se pusieron a análisis/debate entre todos los especialistas asistentes al curso.

Comentar que este estudio se ha realizado con la versión v1.0 de Retiplus, y que Rafael Cámara me ha confirmado que la versión con la que sale este sistema finalmente al mercado, la v2.0, contiene mejoras sustanciales debidas en gran parte tanto a los resultados y las experiencias de este estudio clínico, como a las mejoras llevadas a cabo posteriormente por el equipo informático de PLUSINDES.

En cuanto al estudio en sí y sus conclusiones, Cámara me ha comentado que éste se va a publicar próximamente en las revistas científicas más relevantes a nivel español e internacional, por lo que cuando sea público, os lo compartiremos en InfoTecnoVisión.

No obstante, sí que os puedo adelantar la conclusión final del estudio, la cual dice:

“El Sistema Retiplus v1.0 adaptado a las Gafas de Realidad Aumentada Epson Moverio BT 350 aporta un beneficio objetivo por incremento de campo visual funcional visto a través del dispositivo en aquellos pacientes con defectos de campo visual provocados por enfermedades oculares tales como retinosis pigmentaria o glaucoma avanzado”.

¿Qué persona se pueden beneficiar de este sistema?

Bien. Esto ya lo he comentado anteriormente, pero nunca está demás volver a dejarlo claro: ahora mismo Retiplus está indicado principalmente para personas con retinosis pigmentaria o patologías que cursan con una sintomatología similar, es decir, con disminución del campo visual periférico, dificultad para percibir el contraste de los bordes y contornos en según qué situaciones, y ceguera nocturna o con baja iluminación.

“En principio”, el posible usuario de Retiplus deberá tener una agudeza visual mínima alrededor de 0,35 (en escala decimal) y un campo visual periférico no menor a unos 5°. Y he entrecomillado las palabras “en principio”, porque tal y como me han explicado desde PLUSINDES, los valores de medición en el gabinete son en condiciones teóricas e ideales, mientras que la vida del paciente transcurre tanto en el interior como en el exterior, en distintas condiciones de intensidad lumínica, con diferentes predominios de longitudes de onda… Además, muchas personas suelen tener distinta visión por la mañana y por la tarde, variación que también se presenta dependiendo de su estado físico y emocional/sicológico.

De hecho, una de las cosas que el estudio clínico de la UCM demostró es que los valores de referencia son solo una orientación y que al final lo que el Especialista tiene que hacer es explorar concienzudamente la visión del paciente en todas las situaciones y momentos posibles, adaptando/graduando Retiplus a distintos contextos, de forma que el paciente disponga de varias pantallas para ser empleadas según las actividades realizadas y otras condiciones que influyan en su visión.

Comentar como curiosidad, que desde PLUSINDES me han dicho que pacientes con menos de 10 grados de campo visual pueden llegar a duplicar su campo si mantienen una buena agudeza visual, mientras que otros pacientes con más campo mejoran muy por debajo del doble debido a disponer de una menor agudeza. Es decir, que no hay reglas fijas. Cada paciente es distinto y la flexibilidad de Retiplus es un plus a este respecto.

Así que tal y como ya he comentado anteriormente, lo ideal es que cualquier persona con baja visión que tenga un mínimo de resto visual útil, se ponga en contacto con alguna de las ópticas certificadas y consulte su caso particular.

Sobre el curso de certificación Retiplus

¿Por qué se ha realizado este curso de certificación? Resulta que PLUSINDES es consciente de que este sistema no es sencillo de configurar. Hay muchos parámetros a tener en cuenta, y cada paciente necesita una configuración precisa y adecuada a su visión. Además, para este sistema se han creado unos nuevos y exclusivos optotipos digitales que precisan de un aprendizaje específico. Por todo ello, PLUSINDES ha decidido realizar un curso de certificación/especialización en el que los especialistas optometristas aprenden todo lo referente a Retiplus, consiguiendo así la homologación necesaria para su centro óptico que lo acredita como centro autorizado para prescribir, graduar y vender este sistema.

Este primer curso de certificación se ha celebrado este pasado fin de semana en el Centro de Baja Visión Ángel Barañano de Madrid, y los ponentes principales más destacados fueron:

  • El profesor de la Facultad de Óptica y Optometría de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) José Luis Hernández Verdejo, que aparte de presentar el estudio clínico llevado a cabo con Retiplus v1.0, disertó sobre la Realidad Aumentada y la Realidad Virtual y su aplicación a la Baja Visión en la actualidad, así como las expectativas de futuro, destacando los puntos fuertes de las Smartglasses Epson y las ventajas del Sistema Retiplus.
  • El director del Centro de Formación Baja Visión Barañano, Miguel Guzmán, que con la colaboración de Rafael Cámara Mena, Ingeniero Industrial Superior y Co-fundador de PLUSINDES SL, explicaron detenidamente el funcionamiento del KIT RETIPLUS del ESPECIALISTA en varias sesiones prácticas en las que cada uno de los asistentes al curso dispuso de su propio kit, pudiendo practicar las tres principales funciones del sistema: la evaluación de la Función Visual mediante Optotipos y Plantillas Digitales, la graduación Digital del sistema, y el perfil del Paciente con histórico de Datos de Uso.
  • La ingeniera informática y portavoz de Retiplus Elena Peláez, que aparte de explicar el tema de la gestión comercial y administrativa del sistema, presentó algunos casos de uso práctico de Retiplus y anécdotas de pacientes. Además explicó lo que ya os he comentado antes acerca de que el estudio clínico presentado se había realizado con la versión v1.0 de Retiplus, y que la versión que sale ahora al mercado, la v2.0, proporciona prestaciones muy superiores fruto tanto de los resultados y las experiencias del estudio clínico, como de las mejoras llevadas a cabo posteriormente por el equipo informático de PLUSINDES. También anunció nuevos desarrollos en marcha para patologías visuales en las que se produce una reducción de la visión central, como por ejemplo en DMAE o Stargardt.
  • Otras personas que dieron soporte a los ponentes ya mencionados, fueron Germán González, Responsable de Soporte Tecnológico de PLUSINDES y María Jesús Luri, Responsable de Promoción de PLUSINDES.

 

Comentar que al curso asistió un grupo de ópticos optometristas especialistas en baja visión pertenecientes a 10 centros españoles y extranjeros, los cuales, tras obtener la correspondiente certificación/especialización, ya disponen de la Formación práctica y las pautas de actuación profesional necesarias para prescribir y personalizar Retiplus v2.0 como ayuda visual tecnológica basada en smartglasses de realidad aumentada.

Centros en los que se puede probar y adquirir Retiplus

En el siguiente listado podéis encontrar los únicos centros certificados/homologados que a fecha de hoy pueden prescribir, graduar y vender el sistema Retiplus.

Madrid:

Centro Barañano.

Multiópticas Delgado Espinosa.

Corporación Vissum.

 

Cataluña:

Macula Visiò.

 

Baleares:

Óptica Alfonso.

 

Comunidad Valenciana:

ContacVisión.

 

Aragón:

Yanguas Ópticos.

 

Suecia:

  • Provilens.

 

Noruega:

  • Eikholt Center.

 

Grecia y Malta:

  • Skoutari Optic.

 

Nota: Multiópticas Delgado Espinosa dispone de seis Centros en Madrid y Corporación Vissum tiene Centros en Madrid, Alicante, Albacete, Alcoy, Calpe, Elche, Elda, Getafe, Torrevieja, Villena y Lorca.

El audio de la presentación en Multiópticas Delgado Espinosa y la valoración práctica de Enrique Varela

Tal y como os he comentado al inicio de este artículo, el centro Multiópticas Delgado Espinosa (Madrid) ha celebrado recientemente un evento en el que se presentaron y se pudieron probar las smartglasses para baja visión Retiplus y Jordy (estas últimas de la compañía Enhanced Vision y destinadas principalmente a personas con patologías que afectan a la visión central y que precisan magnificación).

Pues bien, nuestro compañero Enrique Varela, al que agradecemos su disponibilidad y buen hacer, asistió al evento como afectado de baja visión y en representación de InfoTecnoVisión, grabando en audio el acontecimiento y compartiéndonos sus impresiones al probar ambos dispositivos. Así que a continuación podréis encontrar un par de enlaces para escuchar dos audios: el primero, con la introducción conjunta de las dos smartglasses, y el segundo, con la presentación especifica de Retiplus (la presentación de Jordy la encontraréis en un artículo independiente).

Las grabaciones del evento

Audio correspondiente a la introducción conjunta de las smartglasses Jordy y Retiplus. Duración 2:36 min.

Audio correspondiente a la presentación de Retiplus. Duración30:24 min.

Valoración de Enrique Varela

Por si no lo conocéis, Enrique Varela es una persona con baja visión con mucha experiencia dentro del mundo de la tiflotecnología. Tras probar tanto las smartglasses Retiplus como las Jordy, y trasladarnos sus impresiones, hemos extraído el siguiente análisis comparativo (se trata de opiniones particulares y subjetivas basadas tanto en su criterio personal como en la experiencia al probar estos dispositivos con su tipo de visión específica. Cada persona tiene una visión distinta, incluso las que padecen una misma patología, por lo que os tenéis que tomar las siguientes líneas como una experiencia personal, pero que en InfoTecnoVisión hemos creído interesante incluir aquí).

En referencia a la comodidad y la estética:

  • Enrique nos ha comentado que aunque son mucho menos “mamotretos” que algunos dispositivos de años atrás, continúan siendo algo grandes y poco discretas. En especial las Jordy. Opina que la gente, al ver a una persona con una de estas smartglasses, no podrá dejar de pensar en el término “cyborg” o incluso “robot”. En el caso de Jordy, como no están ideadas para deambular, pues nada, pero en Retiplus, que están más ideadas para salir a la calle con ellas, la cosa cambia. Según él, ambas tienen que mejorar en este aspecto. Eso sí, ha comentado que Retiplus son más pequeñas y discretas, incluso más cómodas que las Jordy, pero siguen siendo algo “robóticas”. La diferencia de tamaño entre ambas es considerable, no hay más que fijarse en la altura: Jordy mide en altura 6,66 cm mientras que Retiplus tan sólo mide 3,1 cm.
  • Ha mencionado que hay una diferencia de peso considerable entre ambos dispositivos y que ello seguro que se debe notar tras periodos prolongados de uso (226 gramos de Jordy frente a los 119 gramos de Retiplus).
  • También ha hecho referencia a la gran diferencia entre las cámaras de ambos dispositivos. Retiplus es mucho más discreta, mientras que a la de Jordy la denomina directamente “el cuerno” de Jordi.
  • En cuanto a los controladores, ha comentado que el de Jordy es más incómodo que el de Retiplus. El de este último es más pequeño, manejable y menos pesado. Opina que el de Jordy se podría emplear perfectamente por ejemplo en un supermercado para realizar la compra, pudiendo ser incluso manejado con una sola mano, pero no resulta muy práctico debido a su tamaño y peso. Éste pesa496 gramos frente a los129 gramos del de Retiplus.

 

En referencia a la utilidad de ambos dispositivos en su caso particular:

  • Nos ha dicho que cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Que son dispositivos para usos distintos. La función de leer a corta distancia tan sólo es posible en Jordy, y la pudo emplear y usar con facilidad y buenos resultados, mientras que Retiplus lo encontró especialmente útil para ser empleado como un catalejo para distancias más largas. Para él, usar estas últimas en un teatro, museo o exposición sería una maravilla.
  • Ha destacado el buen contraste de la visión ofrecida por ambas smartglasses. Algo que él valora enormemente, pues le facilita ver mejor las cosas.
  • De todas formas, el pequeño tamaño de las pantallas no le acaba de ir bien a él. Su agudeza visual no le permite visionar las con comodidad y siente que ha de forzar la vista.
  • Opina que Jordy sería en resumen una lupa TV y un catalejo electrónico “vestible”, que se puede emplear al instante, simplemente tras unas pequeñas explicaciones de su manejo, mientras que Retiplus es una ayuda óptica electrónica regulable más compleja, que hay que configurar y adaptar a cada caso.
  • En general, le gustó más Retiplus como ayuda visual para él. Cree que le sacaría más partido, al menos para el uso que le daría, el de usarlas como un catalejo. Función que, a su parecer, Retiplus cumple muy bien. Aunque ha dejado claro que todo esto es muy subjetivo y cada persona puede precisar o buscar cosas distintas.

 

En referencia al precio:

  • Enrique ha sido muy claro a este respecto. Ambas son caras. Una más que otra, pero él, personalmente, no se compraría ninguna de las dos. Las ha encontrado útiles, cada una en sus posibilidades, pero su agudeza visual le dificulta apreciar con comodidad las pantallas. Él se apaña bastante bien empleando los catalejos ópticos normales de toda la vida y las aplicaciones de lupa para smartphone que según él, son muy útiles y que deberían desarrollarse en más profundidad, pues ofrecen muchas posibilidades a un precio muy interesante (algunas de ellas incluso gratuitas). A este respecto nos ha comentado que estaría bien que a estas aplicaciones móviles se les aplicasen más tecnologías de baja visión como el perfilado de objetos, variaciones de brillo, colores, etc. Todo ello las convertiría en unas herramientas aún mucho más útiles.
  • En fin, que Enrique ya tiene unas herramientas con las que se encuentra a gusto, y no siente la necesidad de gastarse más dinero en una de estas smartglasses.

 

Conclusión

Bueno. Voy a intentar ser breve, pues me ha salido un artículo realmente muy muy largo. Tan sólo quiero añadir que a mí personalmente me gusta bastante Retiplus. Aparte de que tiene un precio más moderado que otros sistemas para baja visión (3950€), me parece muy bien que las gafas tengan que ser prescritas y personalizadas por un especialista optometrista. Ciertamente, esto encarece algo el producto, pues hay que añadir a su precio las visitas que se han de realizar a la óptica para adaptar y configurar el sistema a nuestra visión, pero ello implica que vamos a obtener una graduación y adaptación precisas, a la vez que vamos a poder acceder a un seguimiento personalizado en el que nos van a ir adecuando las smartglasses a la evolución de nuestra patología visual. Y es que como bien sabéis, las enfermedades de los ojos son muy caprichosas en cuanto a su evolución siempre cambiante. De hecho, seguro que más de uno y una tendréis almacenadas en algún cajón costosas ayudas visuales que se os han quedado totalmente obsoletas. ¿O no? Pues bien, Retiplus no presenta este problema y se puede ir adaptando a los cambios en nuestra visión (bueno, siempre y cuando no se produzca uno tan drástico que nos deje prácticamente sin ver). Y no me refiero tan sólo a los irreversibles posibles cambios que lamentablemente van apareciendo con el paso de los años, sino a los que se producen cíclicamente a lo largo de un mismo día, ya que muchos solemos tener una visión por la tarde-noche que dista mucho de la que teníamos recién levantados. En estos casos, se pueden configurar ayudas visuales adaptadas para ambos momentos del día, que podemos seleccionar a conveniencia. Estupendo, ¿a que sí?

Otra cosa que me gusta de este sistema es la elección de unas gafas con cristales transparentes y de realidad aumentada. Creo que es algo muy acertado, y el hecho de que Retiplus se pueda adaptar a otras futuras gafas, y que éstas no tengan por qué ser un producto específico para baja visión, es estupendo. Ah, y como no, me parece genial que el usuario no pierda en ningún momento la visión del mundo real mientras disfruta de la ayuda configurada. Esto permite emplear este sistema en actividades en deambulación, sin que ello repercuta negativamente en la seguridad. Ya lo he comentado anteriormente, a nuestro colectivo le interesa sobremanera el tema de la asistencia en movilidad, y Retiplus tiene un gran potencial para ello. Quizás, aún tiene que mejorar en cuanto a su apariencia estética, pues no es muy discreto que digamos, pero las smartglasses que emplea en la actualidad, las Epson Moverio, se están usando en muchas actividades, como en el pilotaje de drones, en museos, en espectáculos o incluso en visitas turísticas, por lo que empiezan a ser bastante populares. Además, esta popularidad juega a nuestro favor, ya que se prevé que las futuras generaciones de este tipo de gafas sean cada vez más pequeñas y discretas.

La única pega que le encuentro a este sistema, pero que desde PLUSINDES ya están trabajando en ello de cara a una futura generación, es que tal y como ya hemos visto a lo largo del artículo, ahora mismo Retiplus se centra principalmente en la sintomatología que causa la retinosis pigmentaria, por lo que en cuanto este sistema se adapte a otras patologías que afecten a la visión central, se convertirá en una herramienta mucho más universal (en la actualidad también puede ayudar a personas que tengan esta visión afectada, pero con algunas limitaciones, sobre todo para magnificar letras muy cercanas).

Comentar también que Hay otra cosa en este sistema que al principio puede despistar un poco al usuario, y es que como la cámara se encuentra en la patilla derecha de las gafas, hay un ligero desplazamiento al enfocar las cosas. Pero una vez se acostumbra el usuario a ello, no supone ningún problema.

Finalmente reiterar mi agradecimiento tanto a Enrique Varela por su colaboración en lo referente al evento de presentación en Multiópticas Delgado Espinosa, como a Rafael Camara por la conversación tan interesante y didáctica que mantuve con él. En ésta, Rafael me explicó largo y tendido, y con mucha pasión, un montón de cosas acerca del sistema Retiplus. Cosas que os he podido trasladar a vosotros, y que creo que han contribuido a realizar un artículo bastante completo e interesante. Cámara me habló de su sistema con mucho entusiasmo, tal y como lo haría un padre orgulloso de un hijo. De hecho, se puede decir que es su criatura. Y ciertamente, puede estar orgulloso del resultado y, sobre todo, de haberlo podido llevar a buen término pese a las dificultades. Mi enhorabuena tanto a él como a PLUSINDES. Seguro que muchos afectados de baja visión agradecerán todo ese esfuerzo. A mí me hubiera encantado tener este dispositivo cuando era más joven, cuando aún tenía resto visual y debido a mi retinosis pigmentaria me sentía enormemente limitado y frustrado por no poder hacer según qué cosas. Sin duda, Retiplus habría contribuido considerablemente a mejorar mi autonomía personal. Vaya que sí.

Enlaces

Página oficial de Retiplus

 

Canal de YouTube de Retiplus donde se pueden observar varios vídeos de este sistema.

 

Página web de Epson donde se pueden ver las características de las smartglasses Moverio BT-350

 

Autor: Jaime Franco

 

2 respuesta a “Retiplus 2.0, presentación y análisis del sistema de realidad aumentada para baja visión de la compañía PLUSINDES que emplea las smartglasses Epson Moverio BT-350”

  1. Buenas noches
    Estoy leyendo el reportaje y me he emocionado
    Padezco d RP d nacimiento y a mayores sufri un desprendimiento d retina ojo Izd. Hace ya 14 años y del cual perdí un 90% d vision
    Vivo en galicia y tengo 60 años
    Habria alguna opción d poder ponerme en contacto con algún especialista que me oriente sobre Retiplus y si seria una opción valida para mi caso?
    Enhorabuena d antemano
    Gracias

  2. Hola Elena,
    Nosotros no podemos decirte si eres candidata a beneficiarte del uso de este sistema, pero por supuesto que puedes contactar con alguno de los centros certificados para plantearles tu caso específico. Te preguntarán qué grado de visión tienes y si piensan que hay alguna posibilidad de que puedas emplear Retiplus, te darán hora para probarlo.
    Lamentablemente, ahora mismo en la Comunidad de Galicia no hay centros certificados. Los más cercanos son los de Madrid. A continuación te pongo sus datos (en el artículo, en el apartado de los centros, puedes acceder a sus páginas web):
    – Centro Barañano.
    C/ Ponzano 25, 28003 Madrid.
    Tel. 91 399 22 56.
    – Multiópticas Delgado Espinosa.
    Hay 6 centros en Madrid. Te pongo los datos de uno de ellos:
    Multiópticas Delgado Espinosa Gran Vía.
    Gran Vía, 15, 28013, Madrid.
    Tel. 91 521 12 12.
    – Corporación Vissum.
    Hay 3 centros en Madrid. Te pongo los datos de uno de ellos:
    Vissum Madrid Mirasierra.
    C/Valle de Pinares Llanos, 3, 28035 Madrid.
    91 110 21 09 / 91 129 39 19.
    Saludos y espero que puedas beneficiarte de Retiplus.
    Jaime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimenta el siguiente captcha matemático introduciendo la cifra que falta *