Entrevistamos a Javier Pita, CEO DE NEOSISTEC, empresa desarrolladora de NaviLens (VisualTags)

Imagen de una persona ciega de mediana edad. Está avanzando por un amplio pasillo de moqueta verde en la feria TifloInnova. A ambos lados del pasillo se encuentran los stands de los distintos expositores de la feria, entre ellos podemos percibir algunos rótulos como "Olympus", "Mobience" o "VFO". Cada uno de los stands está etiquetado, en la parte superior, junto al rótulo con su correspondiente nombre, con una etiqueta de NaviLens. El hombre de la imagen avanza con su bastón en la mano izquierda y el teléfono móvil en la derecha, utilizando la aplicación "NaviLens". La cámara del móvil va apuntando hacia el lateral del pasillo, para ir detectando las etiquetas de cada uno de los stands. La imagen contiene unos gráficos superpuestos para ilustrar el concepto de detección de etiquetas con el dispositivo móvil. Estos gráficos consisten en unas líneas de un color verde muy luminoso, que emanan del teléfono en cada una de las direcciones donde están las etiquetas.
Imágen de un usuario en Tifloinnova utilizando el sistema NaviLens

El pasado mes de Julio publicamos en infotecnovisión un artículo sobre un novedoso sistema de marcadores visuales de largo alcance y alta densidad para aplicaciones de etiquetado y señalización, desarrollado para asistir en la movilidad y en la identificación de espacios y objetos a las personas ciegas y con baja visión. En aquel momento se conocía el proyecto como VisualTags, hoy ya es un producto tangible que se llama NaviLens. Con esta entrevista pretendemos conocer más sobre el mismo, sobre la empresa que lo ha lanzado, sobre los objetivos que se han marcado y sobre quienes son las personas que lo están impulsando.

 

 

Estamos con Javier Pita, CEO de la empresa Neosistec, uno de los responsables d que NaviLens sea ya una realidad.

P.- Bienvenido a Infotecnovisión, Javier, antes de nada, nos gustaría conocerte un poco… ¿Que hace un chico como tú en una empresa de tecnología especializada en productos orientados a la asistencia y a los servicios como esta?

J.- Muchas gracias Ricardo, es un verdadero placer poder estar con vosotros y que vuestros lectores conozcan más de cerca como hemos logrado llegar a realizar un producto como NaviLens .

Contesto a tu pregunta. La tecnología es mi pasión desde que tuve acceso a mi primer ordenador. Contaba con apenas 6 años y pude acceder a un vic 20, que para los que llevan tiempo con la tecnología sabrán que era de la marca Commodore y que fueron lanzados al mercado mucho antes que los famosos Spectrum, Amstrad y aquellas máquinas míticas que desembarcaron en España como los primeros ordenadores de uso doméstico. Tenía 3 kas y el sistema operativo Basic. El principio de los tiempos, pero aquí dejo de contar batallitas… Desde aquello quedé enganchado con la tecnología hasta ahora. Cuando terminé la carrera tuve claro que quería poner mis esfuerzos en desarrollar tecnología como medio de mejorar las vidas de las personas. Y aquí estamos…

P.- Bueno, ya sabemos algo de ti, ahora nos gustaría que nos hablaras un poco de la empresa que diriges, Neosistec, sus desarrollos y como habéis llegado hasta aquí.

J.- Para llegar hasta aquí han confluido principalmente tres circunstancias y me vas a perdonar que hable un poco de la historia, pero creo que es importante para que se sepa lo que cuesta poder crear un producto que de verdad pueda tener un impacto muy importante en los usuarios.

La primera, la creación de la propia Neosistec que es la empresa impulsora del producto NaviLens. Esta nació en el año 2005. En aquel tiempo nos fijamos en el gran potencial que iban a tener los dispositivos móviles en nuestras vidas. Recordemos que en aquellas fechas, el líder eran BlackBerry y el iPhone ni siquiera existía, recordemos que este fue lanzado en Junio del año 2007. Nosotros nos empleamos con mucha ilusión en sacar lo máximo de aquellos dispositivos y desarrollamos importantes innovaciones en forma de Apps que eran utilizadas en todo el mundo, mucho antes de que incluso hubieran tiendas de aplicaciones. Esta pasión y duro trabajo nos llevó a la segunda circunstancia o hito: conocimos a la Fundación Vodafone.
La Fundación abrió nuestra perspectiva en los distintos proyectos en los que nos involucró y nos animó a realizar desarrollos tecnológicos para todos. Junto a ellos empezamos a ver como realizando ciertos desarrollos podíamos mejorar la vida de muchas personas y la verdad es que nos enganchó. Un poco más tarde el tercer hito ocurrió, conocimos al departamento MVRLAB de la Universidad de Alicante, con Miguel Angel Lozano, Juan Manuel Sáez y Paco Escolano al frente, que estaban aplicando mejoras en el campo de la visión artificial al mundo de la robótica. En un momento determinado centramos nuestros esfuerzos en crear aplicaciones para todos en el campo de la discapacidad visual y comenzamos a trabajar juntos. Corría el año 2011. El primer proyecto lo denominamos “Detección de Obstáculos Aéreos” (DOA). Nos fijamos en los teléfonos movil con cámaras 3D que fueron lanzados aquel año. Nuestra idea era la de aprovechar esta visión estereoscópica para solucionar un problema que los usuarios invidentes nos habían comentado, que el bastón ni el perro guía te libraban de los obstáculos por encima de la cintura. Nuestra idea era la de avisar al usuario de cualquier obstáculo en frente de el, utilizando el móvil con cámaras 3D y la visión artificial. Nos pusimos a trabajar duro y en 2012 logramos hacer que un movil 3D pudiera servir para resolver este problema. Me acuerdo, que incluso tuvimos que construir en Android un entorno accesible porque ni siquiera el sistema operativo lo soportaba… La mala noticia fue que los móviles 3D no duraron mucho en el mercado, no tuvieron el éxito que los fabricantes pensaban, asociadas a las televisiones 3D, y al ir desapareciendo en el año 2013 nuestro producto “DOA” murió junto a ellos. Se nos quedó un poco de mal sabor de boca, tanto esfuerzo para que los usuarios no se pudieran beneficiar de la tecnología que tanto nos había costado.

Afortunadamente no desistimos. Estando en San Francisco atendiendo el Google I/O el evento más importante de Google con sus lanzamientos más innovadores, ocurrieron dos circunstancias. La primera, Google lanzó las Google Glass. Vimos un dispositivo fantástico para usuarios con discapacidad visual, ya que el poder tener una cámara en las gafas de un usuario nos abría muchas posibilidades y la segunda circunstancia fue conocer al responsable mundial de accesibilidad de Google, el gran T.V. Raman, que nos animó a realizar productos para personas con discapacidad visual y las Google Glass. Como no podía ser de otra manera, aceptamos el reto y comenzamos a trabajar. Con las gafas de Google teníamos la ventaja de contar con una cámara siempre disponible, pero con la desventaja de que era sólo una cámara la que teníamos, por lo que desaparecía la visión estereoscópica. Tratamos de reproducir nuestro detector de obstáculos aéreos pero la complejidad de la escala fue imposible de resolver. Con una cámara no podíamos saber si estábamos ante un objeto diminuto o un objeto gigante delante de nosotros, o que estuviera más cerca o más lejos. Para resolver este problema se nos ocurrió el utilizar códigos bidi para que las Google Glass pudieran leer carteles y de forma indirecta la distancia, pero los códigos bidi existentes, no funcionaban bien, ni en distancia de detección ni en rapidez de localización. Un dato anecdótico aquí, los códigos QR fueron inventados, en el año 1994, hace ya 23 años. Como nada nos convencía, decidimos dar un paso importante, crear nuestro propio código. Le pedíamos que se pudiera leer a distancia y que se leyera muy rápido sin que fuera necesario enfocar. No sabíamos si íbamos a poder conseguirlo. Trabajamos muy duro, con todo el equipo volcado en la problemática, realizando pruebas, prototipos… y nada, no funcionaban los códigos que íbamos ideando de la forma que queríamos. En este tiempo, pasó de nuevo lo que ocurrió con los móviles 3D, las Google Glass dejaron de fabricarse. Así que parecía que íbamos a fracasar por segunda vez debido al hardware que se iba lanzando al mercado pero que no calaba en el mismo.

Pero nos dijimos, a la tercera va la vencida. Y tomamos una decisión importante. Decidimos desarrollar la tecnología que estábamos empeñados en conseguir, sin que fuera necesario utilizar un dispositivo diferente al móvil de cualquier usuario, sin que tuviera que comprar un gadget adicional. Así que dijimos, vamos a conseguir realizar un producto que a cualquier persona aun con ceguera, le permita leer la señalética a distancia utilizando su dispositivo móvil sin que tenga que adquirir nada más. Y redoblamos los esfuerzos en el desarrollo. Afortunadamente cinco años después de comenzar, dimos con la solución, los códigos que utiliza NaviLens, que son los responsables de posibilitar que una persona pueda leer a distancia, con mucha precisión y rapidez, códigos muy densos y en definitiva dotarla de un grado de autonomía nunca antes conocido en entornos no memorizados por ella misma sin necesitar ninguna ayuda.

P.- por lo que comentas, en vuestro caso se cumple la máxima de que un logro siempre viene precedido de algunos fracasos, si a esto le añades el que los productos que desarrolláis están destinados a facilitar la vida a las personas… intuimos que los integrantes de Neosistec, estarán hechos de una madera especial… ¿Cómo es la gente que forma la plantilla de Neosistec?

J.- El equipo de Neosistec es realmente fantástico. Es el ADN y el principal factor de éxito de la empresa. Cada uno de los miembros tiene un conocimiento sobresaliente en algún área determinada. Y no sólo domina un campo de conocimiento concreto, sino que ponen una pasión que no es habitual en empresas al uso. Trabajan muy duro y entregan lo mejor de ellos mismos.

En el contexto que nos ocupa, tengo que destacar un perfil que es muy importante para nosotros, que es el de Pedro Esquiva, afiliado, que tuvimos la suerte de conocer cuando el Instituto donde estudiaba y con el cual mantenemos una relación desde hace muchos años, nos hablo de él y nos preguntó si nos importaría que realizara prácticas en nuestra empresa. Recuerdo que nos indicaron que era un estudiante sobresaliente pero que nos tenían que comentar que era ciego y si eso nos podría suponer algún problema. Les contestamos inmediatamente que al revés, que encantados, que no sólo no suponía problema alguno, si no que estábamos encantados de que hiciera la asignatura de prácticas obligatorias de su módulo en nuestra empresa.

Cuando lo conocí me sorprendió muy gratamente. No sólo por sus conocimientos de sistemas, que eran excelentes como había anticipado su profesor, sino también por su ilusión y capacidades. Recuerdo que le dije, Pedro, me marco como objetivo personal hacer de ti un miembro por derecho propio de alto valor para la empresa, como el resto de compañeros. Y le subrayé, independientemente de que tengamos éxito con el proyecto que estamos terminando para personas con discapacidad visual, quiero que desarrolles tus habilidades en otras áreas de Neosistec. No quería que acabara condicionado en ningún aspecto por su discapacidad, y desde el primer día lo incorporé no sólo en el departamento de sistemas si no también y dada sus cualidades de comunicación, en el área de soporte técnico a clientes en los distintos productos que Neosistec ha desarrollado para empresas. Pues bien, Pedro Esquiva, hoy es una persona de un gran valor para Neosistec, tenga o no éxito NaviLens, porque se ha incorporado como un miembro excelente más al equipo de personas que conforman la empresa.

P.- Bien, ya os conocemos mucho mejor. Vayamos ahora a conocer esas etiquetas y ese sistema que las interpreta y que ha levantado tanta expectación entre la comunidad de personas ciegas y con baja visión. De VisualTags a NaviLens.

J.- Nuestra idea era hacer una cartelería o señalética universal que funcionara exactamente igual que la que ha funcionado desde que fueron inventados los carteles que están desplegados por millones, en estaciones de transporte, centros comerciales, aeropuertos, hospitales y en la calle. Y que para ello que sólo necesitáramos nuestro móvil sin tener que adquirir ningún gadget adicional.

Un factor muy importante a destacar. Queríamos hacer un sistema que tuviera sostenibilidad económica en su despliegue. Es decir, que el hecho de desplegarlo en un gran espacio no requiriera la inversión en dispositivos electrónicos o complicadas instalaciones que encareciera hasta tal punto de que no pudiera implantarse de forma masiva. Y creo que lo hemos conseguido, un sistema que es equivalente a la señalética que esta desplegada en todos los edificios y en nuestras calles y que no requiere ni costosos despliegues de dispositivos electrónicos, ni mantener los mismos. Simples carteles o etiquetas que desplegándolos consiguen crear una señalética universal para todos, pudiendo aumentar de forma considerable la autonomía de las personas.

Y como he contado al principio de esta entrevista, después de mucho esfuerzo, lo logramos.

Gracias a la excelencia que conseguimos en el producto, NaviLens fué reconocido con el prestigioso premio de la Fundación Vodafone, a través de la evaluación del proyecto de un jurado compuesto por importantes expertos con mucha experiencia en productos innovadores y accesibilidad. Una vez que nos otorgó el premio Fundación Vodafone quiso que la ONCE conociera el proyecto de primera mano y lo presento al CIDAT, donde debo destacar que tuvimos una excelente y afectuosa acogida por parte de su director Guillermo Hermida y del responsable de I+D Eugenio Pérez. El equipo del CIDAT sometió a rigurosas pruebas el producto y nos propuso algunas recomendaciones de utilidad para el mismo. Acto seguido el CIDAT nos propuso desplegarlo en Tifloinnova, algo que nos llenó de ilusión, porque era una excelente oportunidad para que un gran número de usuarios pudieran disfrutar, beneficiarse y evaluar la tecnología.

P.- y una vez ya habéis participado con NaviLens en el AppSpace de la Exposición que promueve el CIDAT de la ONCE, “Tifloinnova 2017”. Nos gustaría conocer a fondo vuestra experiencia en este evento.

J.- La experiencia de participar en Tifloinnova fue muy gratificante por varios motivos. El primero, por el contacto que tuvimos con los usuarios. Fue fantástico. Hasta ese momento habíamos hablado con un conjunto reducido de la comunidad, pero estando en la feria tuvimos la oportunidad de conocer a muchas personas que nos aportaron mucho. Personas que se acercaban para conocer más la aplicación y se sorprendían de la capacidad de NaviLens. Y no sólo eso nos expresaban su deseo de que tuviéramos éxito y que el sistema se pudiera implantar en el mayor número de lugares sino que también nos sugerían ideas de valor para su aplicación universal. En segundo lugar, el entorno en sí. Al estar todos los stands de TifloInnova etiquetados con nuestra tecnología, los usuarios pudieron comprobar de primera mano las capacidades del sistema. Hasta ese momento habíamos hecho miles de pruebas para refinar el producto antes de lanzarlo, pero ahora teníamos la oportunidad de ver como personas ajenas al proyecto se manejaban con el producto, si le era fácil, intuitivo, útil. Bueno, pues no veas como los usuarios utilizaron la tecnología. Desde el primer momento manejaban con gran soltura la aplicación y se movían por el espacio de expositores, consultando los stands que había, donde estaban y si les interesaba visitarlos. No te imaginas las caras de satisfacción que vimos en los rostros de los usuarios. Y no sólo esto, cuando avanzaban los usuarios en la utilización de la aplicación, cogían una velocidad en la lectura de etiquetas en movimiento que ni siquiera nosotros podíamos imaginar que fuera posible. Los usuarios venían a nuestro stand, nos felicitaban y nos animaban a implantarlo en todos los lugares posibles.

Accede al vídeo donde distintos usuarios anónimos valoran NaviLens en Tifloinnova.

P.- Por lo que comentas, es un hecho que NaviLens funciona y funciona bien. Dadas las positivas impresiones de los usuarios que han probado el sistema, estaría más que justificada su implantación generalizada en espacios como estaciones, centros comerciales, organismos públicos, áreas de recreo y servicio, etc. Si yo fuera un responsable de alguna entidad u organismo que gestionara alguno de los espacios citados, ¿Qué debería saber para convencerme de la utilidad de NaviLens y poder contratar vuestros servicios?

J.- Pues que hoy día con NaviLens lo tiene muy fácil para proporcionar accesibilidad real y promover la igualdad para todas las personas. Que la tecnología ha logrado que con el simple hecho de añadir estos carteles a la señalética actual hace plenamente accesible el espacio. Que esto no implica complicados desarrollos o grandes inversiones en productos electrónicos. Que en definitiva tiene en su mano la capacidad de beneficiar a muchas personas y contribuir a un mundo más inclusivo.

P.- Algunos usuarios potenciales lamentan que Navilens no esté abierto al usuario particular… ¿Existe alguna posibilidad de que en el futuro esto cambie, de forma que estos puedan crear etiquetas para su uso doméstico o entornos más próximos?

J.- Nuestros esfuerzos van dirigidos a lograr que grandes espacios públicos estén habilitados con la tecnología NaviLens. Creemos que es en esos espacios donde ofrece mayor utilidad. Con todos los usuarios que hemos hablado lo que más valoran es poder orientarse de forma autónoma en dichos espacios más que las ventajas de utilizar las etiquetas en sus casas. Lo que quieren es poder ir a entornos desconocidos y ser completamente autónomos. NaviLens cuenta con un gran número de códigos disponibles para implantar, pero el mundo es muy muy grande y es por ello que estamos focalizados en ofrecer la tecnología a los gestores de los espacios. Es una cuestión de coste de oportunidad y es este el motivo por el cual NaviLens está dirigido al objetivo de incrementar la autonomía fuera del entorno habitual del usuario. No obstante estamos viendo posibilidades de utilizar otro tipo de códigos para extender el uso de una forma más general. Aquí cualquier sugerencia de uso que pueda aportar valor con nuestra tecnología es bienvenida.

P.- Javier, supongo que en Tifloinnova habréis tenido la ocasión de conocer y probar los Beepcons de Ilunion… Nos gustaría conocer tu opinión sobre esta tecnología y si se trata de una alternativa a NaviLens o piensas que ambos sistemas pueden ser compatibles.

J.- Beepcons es un gran proyecto de Ilunion que es una entidad que lleva muchísimos años proveyendo de soluciones innovadoras de mucha utilidad para el sector. En este proyecto concreto han logrado sacar todo lo mejor de la tecnología de los beacons y ponerlo en un producto muy bien redondeado para el objetivo buscado dentro de la discapacidad visual. Para nosotros Beepcons y NaviLens con dos tecnologías totalmente compatibles. Cada una tiene sus cualidades y sus escenarios de valor. A nosotros nos encanta sumar esfuerzos así que veo claramente escenarios donde se desplieguen de forma conjunta ambas tecnologías porque se complementan muy bien.

P.- Por último, Javier, ¿Cual crees tú que es el estado del arte de las tecnologías de asistencia para personas ciegas y con baja visión y hacia donde piensas que evolucionarán?

J.- Vivimos en el mejor momento de la historia en este campo, donde gracias a la tecnología se están produciendo avances muy importantes y esto sólo acaba de empezar. Los avances que se están produciendo en el campo de la visión por computador han hecho posible un producto que era impensable hace unos pocos años como el propio NaviLens. Veremos en los años venideros avances muy significativos que vendrán de una combinación de mejoras en las áreas de la inteligencia artificial, las mejoras tecnológicas puestas a disposición de los usuarios a través de sus dispositivos móviles y la combinación de nuevos servicios desde el campo de las telecomunicaciones.

Tenemos un futuro muy prometedor en esta área con mucho impacto en millones de usuarios a nivel mundial. Y la verdad es que estoy deseando ver como entre todos y gracias a la tecnología, estos avances, irán beneficiando la vida diaria de los usuarios, que para mi es lo que verdaderamente importa, mejorar la vida de las personas. Para mi, no hay nada más gratificante que esto.

P.- Javier, muchas gracias por todo… ¡Os deseamos lo mejor!

J.- Bueno Ricardo, la verdad es que ha sido un placer estar contigo y me gustaría aprovechar y felicitarte por los contenidos de calidad de infotecnovisión, que en definitiva son por los que os hemos podido conocer, cuando publicásteis la información del proyecto original que había premiado Vodafone y donde en aquella época, nos sorprendió gratamente, la profundidad y calidad del análisis que pudísteis realizar de nuestra tecnología, precisamente en aquellos tiempos donde no había mucha información disponible en Internet acerca de NaviLens.

Os animo a seguir con esta calidad divulgativa en todas las tecnologías que puedan beneficiar a los usuarios, que como digo al final es lo que importa.

Saludos a todos

Descubre NaviLens, la nueva tecnología de señalética para personas con discapacidad visual. Suscríbete a su canal de noticias para mantenerte informado de todo e indica En qué lugares te gustaría que estuviera disponible esta provechosa innovación.

Autor: Ricardo Abad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimenta el siguiente captcha matemático introduciendo la cifra que falta *