B.my.jet, revolucionaria y económica impresora multifunción que imprime Braille y gráficos en relieve

Imagen del prototipo de la impresora multifunción b.my.jet. Es de color negro y gris, y aparentemente es muy similar a cualquier impresora multifunción de escritorio del mercado, con el escáner en la parte superior y con la consiguiente bandeja para los documentos impresos.

El Centro húngaro de Investigación de Europa Central (CERC), en colaboración con la compañía especialista en impresión digital con sede en Hungría, Alchemie Technology, y la firma de ingeniería británica de alto rendimiento KWSP y, han desarrollado un asequible dispositivo multifuncional que gracias a una novedosa tecnología de cabezales de impresión permite imprimir en relieve en cualquier hoja de papel. El dispositivo, llamado b.my.jet, tiene las funciones de impresión en relieve, fotocopiado y escaneado, y ya está en la etapa 2 de su desarrollo, por lo que se prevé que su comercialización está relativamente próxima.

Ciertamente, se trata de un dispositivo muy novedoso, ya que permitirá imprimir de forma rápida y económica todo tipo de elementos en relieve, ya sea textos en Braille, gráficos, diagramas, mapas o imágenes, y todo ello con un precio de venta que se prevé será similar al de una impresora láser, unos 250€.

Veamos cuál es la historia de este revolucionario dispositivo y cómo es.

El origen de b.my.jet

La tecnología en la que se basa este dispositivo nació allá por el 2010, cuando el fundador del Centro de Investigación Centroeuropeo (CERC), Gabor Hetyey, trabajaba en la industria editorial y de los medios de comunicación. En aquellas fechas, Hetyey desarrolló y presentó un concepto innovador para un tablero de anuncios mecánico. A raíz de ello, y debido a que estaba convencido del potencial y la viabilidad de su idea para ser aplicada de forma comercial, se puso a buscar socios con experiencia en la manipulación de polvo para poder investigar más a fondo el uso de la impresión con tinta en polvo sobre una superficie electroestática. Fruto de esa necesidad y de las asociaciones posteriores, nació el proyecto “Spabrink” e incluso el propio CERC, centro húngaro con sede en Budapest que trabaja en proyectos de investigación y desarrollo para clientes industriales.

Tal y como explica Andras Bulkai, director técnico del CERC, el origen del proyecto b.my.jet, también conocido con el nombre de BrailleJet, surgió al igual que otros muchos inventos debido a una casualidad: “Teníamos que ir a una reunión del proyecto Spabrink y queríamos mostrar las impresiones a los socios, pero nos preguntábamos cómo conservar el polvo durante el transporte”. Esa inquietud y la consiguiente investigación llevada a cabo para encontrar una solución, dieron como fruto un inesperado y sorprendente hallazgo. Posteriormente, un minucioso estudio sobre las posibles aplicaciones de lo descubierto, condujeron finalmente al nacimiento del primer proyecto propio del CERC, una impresora Braille y de gráficos en relieve controlada digitalmente.

El proyecto ha pasado por dos etapas: una primera etapa de construcción del prototipo y de testeo/validación por parte de los grupos de usuarios potenciales, que a su vez concluyó con un estudio de viabilidad comercial, y una segunda etapa en la que ya se están estudiando las formas para fabricar y comercializar en masa el dispositivo. Además, la compañía ya ha establecido importantes conexiones con asociaciones, escuelas y tiendas de personas ciegas, que no tan sólo han corroborado la necesidad comercial de este producto y han expresado su interés unánime en la futura explotación de esta tecnología, sino que también han ayudado a recopilar información exacta sobre el tamaño del mercado. Asimismo, también se ha establecido un consorcio competitivo compuesto por socios comerciales y tecnológicos que tienen demostrada capacidad para desarrollar el producto y llevarlo a su éxito comercial.

Andras Bulkai ha declarado que el estudio de mercado que llevaron a cabo durante el estudio de factibilidad fue una revelación: “Nos dimos cuenta al hablar con asociaciones que representan a las personas ciegas y con baja visión, que una impresora Braille no es realmente lo que necesitan las personas ciegas. De hecho, muchas personas que no son ciegas de nacimiento no aprenden Braille hoy en día, especialmente debido a las actuales soluciones informáticas disponibles para este colectivo”. Por lo tanto, el CERC decidió cambiar su plan original de imprimir Braille de forma rápida y rentable a un dispositivo más atractivo y polivalente, capaz también de imprimir imágenes y diagramas en formato táctil, lo cual fue muy bien acogido por los potenciales usuarios consultados.

Para llevar a cabo la fase 2 del proyecto, el CERC se ha asociado con dos compañías: la británica KW Special Projects Ltd, un proveedor de soluciones de ingeniería de alto rendimiento con experiencia en la fabricación de prototipos y dispositivos de impresión a medida, y la compañía con sede en Hungría Alchemie Technology Ltd, que proporciona soporte técnico, comercial y de business para la industria de la inyección de tinta. Además, en el proyecto también participan otros dos colaboradores: por un lado la Fundación INFOALAP de Budapest, una organización sin ánimo de lucro cercana a las asociaciones que representan a los ciegos cuyo objetivo es el de velar por que se cumpla con las especificaciones del producto, y por otro lado, una empresa de diseño para el asesoramiento sobre ergonomía.

Bulkai también ha declarado que están buscando otras aplicaciones para su tecnología, por ejemplo, en la terapia educativa, para mejorar la escritura de los niños, o en la Ilustración de libros, para añadir bordes en relieve a las imágenes.

Finalmente, comentar que este proyecto ha recibido financiación por parte de la Comisión Europea bajo el respaldo del programa de investigación e innovación Horizon 2020, lo cual ha favorecido en gran medida su desarrollo y evolución. Además, el prototipo en funcionamiento de b.my.jet finalizado y lanzado hace unos meses ya ha sido galardonado con dos premios: el galardón de plata al diseño “A’Design Award” en la categoría “Diseño de Asistencia para Personas con Discapacidades y Personas de la Tercera Edad”, y el primer Premio de Oro en la categoría de “Equipamiento de Oficina” en los mismos Premios Internacionales de Diseño “IDA Design Awards”.

Y ahora pasemos ya a lo realmente interesante: ver cómo es este dispositivo.

¿En qué consiste la impresora multifunción b.my.jet?

Aparentemente nos encontramos ante un dispositivo de impresión multifuncional de escritorio similar a cualquier otro que nos podamos encontrar en una tienda de electrónica, pero que permite imprimir en relieve empleando un novedoso método de depósito de polvo y tinta patentado.

De momento no se encuentra mucha información sobre este equipo y sus especificaciones, tan sólo se sabe lo que aparece en su página web. Es decir, Qué el método empleado por la tecnología de los cabezales de impresión en relieve de b.my.jet permite que una cantidad controlada de tinta especial combinada con polvo se coloque con precisión, fijándose de forma sólida en la superficie de cualquier hoja de papel, produciéndose así una impresión táctil. De esta forma, los usuarios no tan sólo pueden imprimir de forma rápida y sencilla documentos escritos en braille, gráficos, diagramas, mapas e imágenes, sino que gracias a sus otras dos funciones, también pueden escanear y fotocopiar cualquier contenido, transformándolo así en algo que se puede “ver” con los dedos.

La innovadora tecnología presente en este dispositivo, le otorga a b.my.jet una gran ventaja sobre otras impresoras de su tipo, y es que mientras que las tecnologías de apoyo actuales tienen un precio elevado y, por lo tanto, tan solo están disponibles en asociaciones de ciegos y escuelas o tiendas especializadas, b.my.jet se venderá en tiendas de electrónica normales a un coste bastante asequible. El precio estimado es de 250€, mucho más económico en comparación con los actuales equipos de impresión táctil, cuyos precios oscilan entre los 2000€ y los 80000€ en el caso de las impresoras de gran volumen.

Finalmente, comentar que según he podido observar en la página web del desarrollador, el manejo de b.my.jet es muy similar a una impresora de inyección de tinta estándar y que su mantenimiento no es nada complicado, pues simplemente requiere de un reemplazo normal de papel y cartuchos.

Conclusión

Nos encontramos ante un caso similar al de la aparición de las asequibles líneas Braille Orbit Reader 20 y Braille ME, que han venido a facilitar el acceso al Braille digital a usuarios que de otra forma serían incapaces de aspirar a tener uno de estos equipos.

b.my.jet es otro revolucionario y novedoso dispositivo que viene a contribuir, junto a las mencionadas líneas Braille, a un nuevo tipo de relación entre el braille y la tecnología. Y es que La llegada de este equipo nos permitirá disponer en nuestros propios domicilios de una asequible impresora en relieve multifuncional que nos facilitará enormemente el acceso a textos impresos en braille o a contenidos visuales en relieve. Sin duda, una gran noticia que no tan sólo permitirá que las personas con bajos recursos económicos puedan aspirar a una mejor formación y acceso a la información, sino que también ayudará a subsistir a nuestro querido sistema de lectoescritura, pues al igual que los precios desorbitados de las líneas braille, este tipo de impresoras tienen unos precios muy elevados, y ello impide que muchas personas puedan aspirar a tener este tipo de equipos en sus hogares. Además, la aparición de b.my.jet nos aportará una más que bienvenida libertad para imprimir y “ver” lo que queramos y cuando queramos desde la privacidad de nuestra propia casa.

Desde InfoTecnoVisión animamos a los desarrolladores de este dispositivo a que no des fallezcan en su propósito de comercializarlo, pues va a ser muy bienvenido entre nuestro colectivo, marcando con total seguridad un antes y un después en el mundo de la impresión Braille y en relieve.

En principio todo indica que el proyecto, que como ya habréis podido leer se encuentra en su fase dos de desarrollo, está muy avanzado y que finalmente será una realidad comercializable, pero no sería la primera vez que una iniciativa naufraga ante problemas de última hora. Esperemos que ello no ocurra y que no tengamos que esperar mucho tiempo para poder adquirirlo.

Por supuesto, aún queda por ver si su funcionamiento es tan efectivo y rápido como afirman sus creadores. También está la incógnita de cuán asequibles serán los recambios de tinta y, sobre todo, si los documentos impresos en relieve con este sistema perdurarán ante el paso del tiempo y el continuo roce de los dedos de los usuarios.

Sin duda, habrá que estar al tanto de la evolución de este interesante equipo.

Enlaces

Página web de b.my.jet (en inglés).

 

Página web del CERC (en inglés).

 

Página web de la compañía KWSP (en inglés).

 

Página web de la compañía Alchemie Technology (en inglés).

 

Autor: Jaime Franco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimenta el siguiente captcha matemático introduciendo la cifra que falta *