Orbit Reader 20, ya está disponible el esperado y asequible anotador con teclado estilo Perkins y línea Braille patrocinado por la TBG

Imagen del anotador Braille Orbit reader 20. El dispositivo es muy portátil, de color blanco con las teclas y botones negros. En su superficie, en la parte superior, encontramos el teclado estilo Perkins con seis teclas. Debajo de éstas, hay una fila con otras 3 teclas, compuesta por el punto 7, la barra espaciadora más ancha y el punto 8. Las teclas de los puntos 7 y 8 son ovaladas y algo más pequeñas que las de los otros 6 puntos braille. Justo por encima de la tecla de la barra espaciadora, entre ésta y las seis teclas estilo Perkins, hay una cruceta de desplazamiento de forma circular con cuatro flechas de dirección y un botón de selección redondo en el centro. A ambos lados de esta cruceta se encuentran serigrafiados a la izquierda el logotipo de Orbit y a la derecha el nombre de Orbit Reader 20. Finalmente, debajo de la fila de tres teclas donde se encuentra la barra espaciadora, se encuentra la línea braille dinámica de 20 celdas, y a ambos extremos de ésta hay una barra vertical dividida, que son los botones de desplazamiento izquierdo y derecho empleados para avanzar y retroceder durante la lectura.

Os presentamos un revolucionario, asequible y portátil anotador Braille con teclado estilo Perkins y una línea Braille de 20 celdas dinámicas que se ha desarrollado gracias a la unión de la TBG (Transforming Braille Group) y Orbit Research. Un dispositivo que levantó muchas expectativas cuando se presentó hace algo más de dos años, pero que hasta este verano del 2018 no se ha empezado a comercializar a un precio realmente interesante, 449$. En efecto. Habéis leído bien. Orbit Reader 20 se ha desarrollado con el objetivo de conseguir un producto económico, compacto y sencillo, pero con una funcionalidad y conectividad más que satisfactorias que permitan acceder a la educación y a la información a todas aquellas personas que no se pueden permitir el alto coste de las líneas Braille tradicionales.

Pasemos a conocer con más detalle a este dispositivo que junto a Braille Me, inauguran una nueva gama de líneas Braille asequibles que vienen a solventar la falta de equipos económicos de estas características.

El origen de Orbit Reader 20

Para encontrar el origen de este dispositivo hay que retroceder en el tiempo hasta el año 2011, cuando el Real Instituto Nacional para Ciegos (RNIB) promovió la creación de una coalición de 12 organizaciones de todo el mundo entre las que destaca la Imprenta Americana para Ciegos (APH) y la Escuela Perkins para Ciegos. Gracias a esta asociación se creó la “Transforming Braille Group” (TBG), cuyo objetivo era el de descubrir una forma de hacer que el braille digital fuese más asequible, de forma que todo el mundo pudiera acceder a la educación y a la información empleando este sistema de lectoescritura.

Tras estudiar exhaustivamente más de 60 proyectos posibles, finalmente The Transforming Braille LLC acordó financiar con 1,25 millones de dólares el desarrollo de una nueva tecnología propuesta por Orbit Research, que ha dado como fruto el dispositivo que os estamos presentando en estas líneas. Un equipo que gracias a estar basado en una nueva tecnología de gestión de celdas Braille que emplea motores de corriente continua en vez de la costosa piezoelectricidad empleada por las líneas tradicionales, así como a sacrificar algunos elementos y funciones, como por ejemplo el de no incorporar botones de cursor/enrutamiento debajo de cada una de las celdas Braille y ofrecer un refrescado más lento de los puntos, permite que APH pueda ofrecer el Orbit Reader 20 por sólo 449$.

El dispositivo ha tardado bastante en ser una realidad tangible. Se empezó a desarrollar en el 2012, y aunque en marzo de 2016 TBG y Orbit Research anunciaron ya la finalización exitosa del proyecto y revelaron los prototipos en la conferencia de CSUN, no ha sido hasta este verano del 2018 que se ha puesto finalmente a la venta la versión definitiva para todo el público. Entre tanto, se han realizado diversos test y pruebas piloto. Por ejemplo, en el 2017, Al año siguiente de presentar el prototipo, un reducido número de personas ya pudieron adquirir una primera remesa del Orbit Reader en diversas convenciones como la de la Federación Nacional de Ciegos en Orlando, Florida, o en la del Consejo Americano de los Ciegos en Sparks, Nevada. Usuarios que han servido de “Beta tester” de cara a su lanzamiento definitivo. Incluso se hicieron diversas pruebas piloto como la realizada durante un año por La Biblioteca Perkins, miembro del Servicio Nacional de Bibliotecas dependiente de la Biblioteca del Congreso, la cual obtuvo fondos para comprar 200 unidades de este dispositivo que distribuyó a usuarios deseosos de participar y colaborar en la mejora del equipo. Finalmente, tras retrasarse el lanzamiento debido a que se decidieron corregir algunos aspectos sugeridos por los usuarios que pudieron probar las primeras unidades limitadas, ya está a la venta.

Por supuesto, se trata de un equipo que no puede combatir en cuanto a prestaciones con las otras alternativas más caras que hay actualmente en el mercado, pero que proporciona funciones básicas que convierten a este dispositivo en una alternativa muy interesante que cumple perfecta y sobradamente su objetivo. Veamos cómo es.

Descripción

Nos encontramos ante un anotador Braille portátil y compacto, con unas medidas de 16,7 cm de ancho por 11,2 cm de profundidad y 3,5 cm de alto. Su peso es de 453 gramos. Sin duda, unas medidas y un peso muy razonables.

Es de color blanco, con las teclas y botones negros. En su superficie, en la parte superior, encontramos el teclado estilo Perkins con seis teclas. Debajo de éstas, hay una fila con otras 3 teclas. De izquierda a derecha, son la tecla del punto 7, la barra espaciadora más ancha y el punto 8. Las teclas de los puntos 7 y 8 son ovaladas y algo más pequeñas que las de los otros 6 puntos braille.

Justo por encima de la tecla de la barra espaciadora, entre ésta y las seis teclas estilo Perkins, hay una cruceta de desplazamiento de forma circular con cuatro flechas de dirección y un botón de selección redondo en el centro. A ambos lados de esta cruceta se encuentran serigrafiados a la izquierda el logotipo de Orbit y a la derecha el nombre de Orbit Reader 20.

Debajo de la fila de tres teclas donde se encuentra la barra espaciadora, se encuentra la línea braille dinámica de 20 celdas, y a ambos extremos de ésta hay una barra vertical dividida, que son los botones de desplazamiento izquierdo y derecho empleados para avanzar y retroceder durante la lectura.

Finalmente, en el borde posterior del dispositivo se encuentran, de izquierda a derecha, el interruptor de encendido, la ranura para tarjeta SD y el puerto micro USB.

Características y especificaciones

Los puntos clave de este dispositivo son la línea Braille, el teclado estilo Perkins y la tarjeta SD. El Orbit Reader 20 se puede emplear tanto como una línea Braille con nuestros móviles y ordenadores como de forma autónoma, pudiéndose usar como un sencillo anotador Braille o para leer libros almacenados en la mencionada tarjeta SD. Sus características son:

  • Fabricante: Orbit Research.
  • Categoría de producto: Anotadores electrónicos Braille.
  • Modo lector de libros: Permite leer libros y archivos desde la tarjeta SD. Los formatos de archivos compatibles son .BRF, .BRL, y archivos de texto como .TXT, .DOCX o .RTF (estos últimos se mostrarán como braille de computadora de 8 puntos). El dispositivo no traduce los textos o libros en texto al formato Braille, esto se debe hacer previamente en el ordenador antes de guardarlos en la tarjeta SD.
  • Modo anotador: Permite tomar notas y editarlas a través de un gestor sencillo de archivos. Este gestor de archivos ofrece funciones de búsqueda, cortar, pegar, copiar, proteger, renombrar o borrar archivos y carpetas. También ofrece la posibilidad de editar dentro de un archivo, permitiendo eliminar o insertar texto, cortar o copiarlo, tomar notas sobre el material que se está revisando, etc. En un libro u otro documento, se pueden insertar marcadores para volver luego a ellos, aunque se guarda automáticamente el punto de lectura.
  • Modo Braille-display: Se puede conectar a computadoras y dispositivos móviles como smartphones y tablets a través de USB y Bluetooth para poder controlar cualquier dispositivo de estos a través del Orbit Reader 20. A través de Bluetooth se pueden controlar dispositivos iOS y Android, y a través de USB y Bluetooth ordenadores Windows y Mac. En la configuración USB, Orbit Reader 20 admite protocolos de dispositivos de interfaz HID. Esto significa que si el lector de pantalla lo admite, no se requiere instalación del controlador.
  • Funciona con todos los lectores de pantalla populares en Windows, Mac OS, iOS y Android, como JAWS, NVDA, VoiceOver o TalkBack (el dispositivo no incorpora su propio lector de pantalla o conversor de texto a voz).
  • Línea Braille de 20 celdas dinámicas “refreshables” de ocho puntos.
  • Los puntos Braille son firmes, se bloquean una vez sean mostrado, por lo que no ceden ante la presión del dedo. Eso sí, no se refrescan tan rápidamente como en dispositivos más caros, la velocidad de actualización es de aproximadamente medio segundo, y no es tan silenciosa como en esos otros equipos.
  • Teclado estilo Prkins con ocho teclas y barra espaciadora.
  • Cruceta/Cursor con flechas de 4 direcciones y tecla de selección.
  • Dos barras basculantes de control de panoramización que permiten avanzar o retroceder en la lectura.
  • No incorpora botones de cursor/enrutamiento debajo de cada una de las celdas.
  • Puerto de carga/comunicación Micro USB.
  • Ranura para tarjetas SD de hasta 32 GB (no incorpora capacidad de almacenamiento interno, todo se almacena en esta tarjeta).
  • Conexión bluetooth.
  • Batería recargable reemplazable por el usuario y que se puede comprar por separado para tener más de una, e incrementar así aún más la autonomía del dispositivo.
  • Batería de larga duración (autonomía de un día) y con carga rápida.
  • Medidas: 16,7 cm de ancho, 11,2 cm de profundidad y 3,5 cm de alto.
  • Peso: 453 gramos.
  • El paquete de compra incluye: Unidad Orbit Reader 20, cable USB a Micro USB, adaptador de CA, tarjeta SD que incluye una guía de usuario, guías de inicio rápido.
  • Garantía limitada de un año.
  • Artículo de compra opcional: Maletín de transporte de Orbit Research.
  • Precio: 449$ más gastos de envío.

 

¿Cómo adquirir este dispositivo?

Para adquirir el producto desde Estados Unidos se puede hacer desde la página web de APH. Para comprarlo desde otros países hay que contactar con APH bien por correo electrónico a la dirección:

cs@aph.org

O por teléfono al 1-800-223-1839.

Experiencias prácticas con Orbit reader 20

A la hora de buscar información por Internet para la elaboración de este artículo, he encontrado algunos análisis interesantes sobre este dispositivo que he creído oportuno enlazaros a continuación. Hay muchos, pero entre todos destacan el de Curtis Chong, el de AccessWorld, el de COOL BLIND TECH y el de VisionAware (todos ellos se encuentran en inglés). A modo de resumen, comentar que todos coinciden en que los puntos Braille que ofrece el Orbit reader 20 son muy claros, que no ceden a la presión, que el dispositivo cumple bien con las expectativas y que es muy compacto y portátil. Asimismo, la mayoría echa de menos los botones de cursor/enrutamiento presentes en equipos más caros, y constatan que es algo más lento y ruidoso al refrescar los puntos que esos otros dispositivos. Aunque todos opinan que ello no supone realmente un problema y que tampoco es algo tan notorio. Tan sólo es algo evidente al compararlo con otras líneas piezoeléctricas, lo que no es conveniente hacer, pues estamos hablando de productos muy distintos y con una enorme diferencia de precio.

Por otro lado, el compañero Manolo Álvarez del portal Manolo.net, a raíz de la publicación del artículo de Braille Me, contactó con nosotros a través de Twitter para comentarnos que él ha tenido recientemente la oportunidad de probar tanto el Braille Me como el Orbit Reader 20. Tras intercambiar varios tweets con él, hemos elaborado unas notas sobre su experiencia práctica con ambos equipos. Consideramos que es un Testimonio muy interesante que puede contribuir enormemente a conocer mejor estos equipos, por lo que con el beneplácito de Manolo, hemos decidido compartirlo también con vosotros.

Recopilación de las impresiones de Manolo Álvarez sobre el Orbit reader 20 y el Braille Me

  • Los puntos de las celdas en ambos dispositivos son muy firmes. Se pueden reconocer muy bien. Le recuerda más al Braille de los letreros en edificios que al impreso en el papel.
  • Por la manera en que se refrescan los puntos en ambos dispositivos, ha observado que el Braille Me es más rápido y hace menos ruido que Orbit. Aunque eso sí, opina que no es tan silencioso como una línea braille convencional.
  • Los botones de cursor/enrutamiento presentes en el Braille Me son todo un acierto, especialmente para la edición de documentos. Botones que encuentra a faltar en la Orbit.
  • La Braille Me es ligeramente más grande y pesada que la Orbit. 18,8 cm x 13,8 cm x 2,9 cm del Braille Me, frente a los 16,7 cm x 11,2 cm x 3,5 cm del Orbit (ancho x fondo x altura). Además, este último pesa 130 g menos que el Braille Me.
  • El dispositivo de Innovisión tiene la desventaja de presentar tan sólo seis puntos por celda en vez de los ocho de Orbit. Este aspecto, a Manolo le interesa bastante, ya que él emplea mucho los ocho puntos para representar el braille computadorizado que utiliza todos los días en los códigos de los lenguajes de programación. Probablemente, a la inmensa mayoría de usuarios les bastará con los seis puntos, pero él precisa los ocho puntos.
  • Finalmente, nos comenta que otra característica a favor de la Braille Me es la integración de un transcriptor Braille en el mismo dispositivo.

 

Desde InfoTecnoVisión agradecemos a Manolo Álvarez el haber compartido sus impresiones con nosotros. Ciertamente, este tipo de testimonios de primera mano son muy útiles para conocer mejor a estos dispositivos. Así que, si alguno de vosotros o vosotras prueba alguno de estos equipos, animaos a compartir vuestras experiencias con todos nosotros.

Conclusión

Hace más de 30 años que el campo de las líneas Braille está estancado, con unos precios desorbitados, lo cual impide que muchas personas puedan aspirar a adquirir uno de estos dispositivos. Por lo que el hecho de que aparezcan equipos asequibles como el Orbit Reader 20 y el Braille Me es una estupenda noticia. No tan sólo porque de esta forma personas con bajos recursos económicos pueden aspirar a una mejor formación y acceso a la información, sino porque también hay un tipo de usuarios que por no gastarse una cantidad desorbitada en este tipo de dispositivos, dejan de lado el Braille digital, empleando tan sólo lectores de pantalla y audiolibros. Lo cual, está provocando que el Braille se use cada vez menos.

En InfoTecnoVisión estamos convencidos que la aparición de estos nuevos equipos va a marcar un antes y después en el Braille digital. Vivimos un momento histórico en la relación del braille y la tecnología. La aparición de nuevas formas de gestionar las celdas Braille como los actuadores múltiples magnéticos empleados en el Dot Watch y en el Braille Me, o los motores de corriente continua del Orbit Reader 20, han permitido que por primera vez nuestro colectivo de personas ciegas y con baja visión disponga de dos líneas braille de bajo coste, y estamos convencidos de que esto va a obligar a que las compañías de toda la vida, tengan que sacar sus propios modelos asequibles. Seguramente mantendrán las actuales líneas piezoeléctricas para los usuarios que buscan prestaciones elevadas, pero si no quieren perder mercado, tendrán que unirse a esta nueva tendencia. O al menos eso sería lo normal, razonable y deseable.

Ahora tan sólo queda esperar para observar cual es la respuesta de los usuarios ciegos ante la aparición de estos nuevos dispositivos, y saber si esta nueva tendencia tecnológica tendrá vigencia y seguirá su desarrollo.

Por supuesto, es muy importante tener en cuenta que nos encontramos ante líneas Braille de bajo coste, por lo que debemos tener unas expectativas claras y no caer en la tentación de comparar de forma injusta estos equipos con las opciones y funciones que ofrecen otros productos más avanzados que cuestan entre 2000 y 5000$.

Lo importante es que con estos nuevos dispositivos el campo de elección se amplía, permitiendo que personas que hasta ahora no podían acceder a este tipo de producto por fin puedan hacerlo. Por supuesto, cada usuario es un mundo, y dependiendo del uso que le vaya a dar a su equipo, buscará unas prestaciones más o menos avanzadas. Bueno, eso siempre y cuando se pueda permitir económicamente elegir entre las opciones existentes.

Enlaces

Página web de APH donde poder ver las características y adquirir este dispositivo (en inglés)

 

Manual de Orbit Reader 20 (en inglés)

 

video de presentación del Orbit Reader 20 (en inglés). Duración 6:59 min.

 

Video del unboxing del Orbit Reader 20 (en inglés). Duración 2:34 min.

 

Braille Me, revolucionario y económico anotador con teclado estilo Perkins y línea Braille (InfoTecnoVisión)

 

Autor: Jaime Franco

 

2 opiniones en “Orbit Reader 20, ya está disponible el esperado y asequible anotador con teclado estilo Perkins y línea Braille patrocinado por la TBG”

  1. Hola, quisiera saber cuál de los dos últimos anotadores Braille es el mejor. Quiero comprar uno de los dos pero me gustaría saber cuál es el mejor

  2. Hola Camilo,
    Es muy difícil poder decir cuál de los dos dispositivos es mejor. Son equipos muy recientes y apenas hay valoraciones prácticas que permitan saberlo. Además, la elección también depende del uso que le quieras dar. Aunque son muy similares, en ciertos aspectos son distintos, y el usuario debe tenerlo en cuenta antes de decantarse por uno u otro. Por ejemplo, si habitualmente usas Braille con ocho puntos, la elección tiene que ser forzosamente el Orbit Reader 20, pues el Braille Me tan sólo muestra seis puntos. Si estás acostumbrado al manejo de los cursores/enrutadores que permiten una edición de documentos más precisa, la elección debería ser el Braille Me. Aunque según he leído por Internet, el Orbit también permite eso, pero de una forma no tan cómoda. Por otro lado, la ubicación de la línea Braille también puede ser un elemento a la hora de seleccionar uno u otro, ya que uno la tiene en la parte superior de la superficie y el otro en la inferior. He leído comentarios de personas que creen que al estar en la parte superior debe resultar más incómoda que en la inferior. Aunque claro, también es cierto que estas personas no han tenido la oportunidad de probarlo para confirmarlo. Finalmente, el Braille Me realiza la traducción de texto a Braille desde el propio dispositivo, mientras que el Orbit no, teniéndose que hacer previamente en un ordenador. En fin, que te invito a que explores con detenimiento las especificaciones de cada uno de estos equipos y veas cuál de los dos se adecua más al uso que le vayas a dar. En cuanto a cuál de los dos es mejor, eso es algo que tan sólo lo podremos saber con el paso del tiempo, a medida que los usuarios vayan reportando más experiencias. En Principio la calidad de los puntos Braille parece similar en ambos equipos, aunque el Braille Me refresca los puntos más rápida y silenciosamente que el Orbit.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimenta el siguiente captcha matemático introduciendo la cifra que falta *