El primer paciente español intervenido con el chip de retina IRIS II empieza a ubicar objetos

Imagen dividida en tres partes: la primera es la imagen de una retina donde se observa el microchip implantado sobre ésta, debajo se encuentra la imagen del microchip con su cubierta de silicona, y en la tercera parte observamos dos retinas dibujadas en las que se resalta la ubicación donde se implanta el microchip

En enero de este año 2017 fue intervenido quirúrgicamente en el IMO el primer paciente español con el chip retiniano de visión artificial IRIS II de la empresa Pixium Vision. Pues bien, ya han pasado seis meses desde la intervención realizada por el Dr. Borja Corcóstegui, y el paciente operado, Francisco Mulet, ciego desde hace más de 30 años por padecer una enfermedad degenerativa de la retina llamada retinosis pigmentaria, y que actualmente se encuentra en pleno proceso de rehabilitación visual, ya empieza a ser capaz de localizar y distinguir distintos objetos.

 

Ya os comenté en el artículo que realicé sobre IRIS II, y que os recomiendo volver a visitar por si necesitáis refrescaros la memoria, que este proceso de rehabilitación visual en el que está inmerso actualmente este paciente, es muy complejo e importante pues tiene que volver a aprender a “ver”, adaptándose al nuevo tipo de visión proporcionada por la estimulación eléctrica de la retina. Recordaréis que en aquel artículo os decía que la visión que se obtiene con este tipo de chips retinianos no es una visión “natural” propiamente dicha, sino una visión simulada a través de patrones lumínicos (fosfenos), que son provocados por los estímulos eléctricos de los 150 electrodos implantados. Pues bien, ahora Francisco se encuentra en esa fase de rehabilitación en la que ya está empezando a localizar y a reconocer objetos gracias a la percepción de distintos puntos y destellos de luz.

En este proceso de rehabilitación, Francisco está realizando extenuantes sesiones de hasta cinco horas de duración en las que aparte de tener que aprender a reinterpretar de nuevo todo lo que está viendo, también tiene que familiarizarse con el funcionamiento del dispositivo, aprendiendo a realizar y seleccionar los distintos ajustes disponibles, tales como zoom, brillo, selección de diferentes modos de visión, etc.

Estas sesiones se están llevando a cabo en tres escenarios:

  1. En el IMO, donde se realizan multitud de ejercicios para distinguir objetos de varias formas y tamaños, con diferentes tipos de contrastes y movimientos, todo ello mientras se monitoriza con precisión la dirección de la mirada del paciente y la activación de cada uno de los 150 electrodos que componen el chip.
  2. En la vivienda del paciente, pues es un entorno conocido ideal para aprender a reinterpretar la nueva visión, aparte de que de esta forma ya se van practicando actividades de la vida diaria que le aportarán una mayor autonomía.
  3. Desde el mes de junio también se están haciendo salidas al exterior, de momento tan sólo por la noche ya que el contraste de la oscuridad con las luces de la ciudad es mucho mejor. La primera de estas salidas ha sido a la Font Màgica de Montjuïc, cuyo espectáculo de luces fue un campo de experimentación ideal.

Todo este proceso de rehabilitación visual está resultando un proceso pesado, complejo, que está requiriendo mucha paciencia tanto por parte del paciente como por parte del instructor optometrista, ya que esta nueva “visión” resulta muy peculiar y difícil de reinterpretar, pues De repente elementos simples de la vida diaria, como vasos, platos, cubiertos… se transforman en simples puntos de luz. Distintos entre sí, pero que no guardan para nada ningún parecido con la antigua memoria visual que posee el paciente. Pensad un momento sobre ello: todo lo que está viendo Francisco a partir de ahora consiste en Destellos más o menos numerosos y con mayor o menor intensidad. Ciertamente, Francisco está aprendiendo a reinterpretar y memorizar todo un nuevo mundo visual.

Y ahora os invito encarecidamente a que visitéis el enlace a un video de YouTube que ha editado el propio IMO, y que encontraréis al final de este artículo. En él, aparte de apreciarse muy bien todo este proceso de rehabilitación visual, también se describen las primeras fases de la implantación del chip. Un video muy interesante, en el que sobre todo me han llamado la atención las declaraciones del propio Francisco, pues a pesar de lo extenuante que le debe estar suponiendo todo este proceso de rehabilitación y confesar que es una persona con poca paciencia, se muestra muy optimista y valora positivamente esta nueva experiencia que está viviendo.

Por supuesto, desde InfoTecnoVisión seguiremos al tanto de cualquier novedad referente a los progresos de Francisco Mulet.

Enlaces

El video (duración 10:11 min):

Reproduce en YouTube el video de la experiencia de Francisco Mulet con IRIS II

El enlace a la noticia en la página web del IMO:

Visita la noticia original en la página del IMO

Autor: Jaime Franco

 

 

2 opiniones en “El primer paciente español intervenido con el chip de retina IRIS II empieza a ubicar objetos”

  1. Me alegro por Francisco. Me gusta mucho la reflexión que se hace en el artículo sobre el proceso de rehabilitación visual, volviendo a aprender a ver y a interpretar de nuevo. No todo el mundo estaría dispuesto a este largo trabajo cuando, con más o menos intensidad, una persona ya tiene sus estrategias, recursos, actividades y formas de vivir adaptadas a sus características y carencias. De golpe la experiencia que uno tiene se debe ir a “tomar viento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimenta el siguiente captcha matemático introduciendo la cifra que falta *