Desempaquetado y valoración de usuario del eReader BraiBook

Imagen: Dispositivo BraiBook sobre un libro impreso en tinta, en la imagen se ve el dispositivo de frente, la celdilla con los puntos en braille y el joystick.

Rosa Chacón, usuaria avanzada en el uso de tecnologías de asistencia y en la lectura de braille, ha estado probando durante un mes el eReader BraiBook y en el presente artículo nos cuenta su experiencia. Estamos convencidos que a muchos les sorprenderá la valoración final que nuestra colaboradora realiza de este dispositivo de lectura, cuya singularidad es la de poseer una única celdilla braille con refuerzo de audio opcional.

¿Qué es BraiBook?

BraiBook es un pequeño dispositivo eReader que por un módico precio (395,00€
? ) permite leer braille digital de forma fácil (a la vez que utilizamos el audio) y cuyo manejo es muy cómodo. Dadas sus reducidas dimensiones (cabe en una mano), podrías llevarlo a cualquier parte, por ejemplo, podrías ir leyendo tu libro o periódico con el dispositivo metido en el bolsillo de la ropa que vistas en ese momento. Incluso con algo de práctica podrías ir andando y leyendo al mismo tiempo.


En este artículo no pretendemos enseñar el manejo del dispositivo, para eso existe ya suficiente información en su sitio web y en la propia caja del mismo.

Desempaquetando BraiBook

Cuando la empresa de mensajería te entrega el dispositivo y extraes la caja de su embalaje, lo primero que llama la atención es su presentación. Nos vamos a permitir la licencia de estropear la sorpresa al contar esto… La caja en la que viene es de un tacto muy agradable, que además está rotulada en braille en sus 4 lados más largos. El braille de la caja también es muy legible e igual de agradable al tacto. Lo que dice el texto de los rótulos no lo vamos a revelar por aquí para dejar algo al menos a la sorpresa.


Al abrir la caja, que por cierto está imantada, tenemos un manual del dispositivo en braille, el cable de carga y transferencia de datos que sirve para conectar el cable de carga a la pared y cargarlo de forma tradicional y el dispositivo en sí. Me parece reseñable la presentación de estos elementos en la caja, y lo bien que se aprovecha el poco espacio existente.


Otra cosa a tener en cuenta es que el cable de datos o de carga USB que para el caso se usa para ambas cosas se puede colocar en cualquier posición, igual que se hace con el cable de carga de los IPhones. Esto hace más fácil si cabe el uso del dispositivo. Hay que tener en cuenta también que las primeras veces que intentemos conectar el cable a BraiBook, deberemos realizar la suficiente presión hasta escuchar claramente un «click» para cerciorarnos de que se ha conectado correctamente. Como anécdota os contaré que la que subscribe estuvo un fin de semana pensando que su cable estaba roto, ya que no se atrevía a apretarlo con la fuerza necesaria. El personal de BraiBook me aclaró este punto de forma eficaz y rápida como siempre.


Tras analizar los objetos de la caja vamos con la valoración del dispositivo en sí.

Valoración de usuario de BraiBook


Vuelvo a repetir que no vamos a escribir un manual de uso, eso ya lo tenéis debidamente explicado en el <sitio Web de los fabricantes , tanto en un audiovideo como en formato texto (PDF).


Lo primero que me llamó la atención tras cogerlo la primera vez es lo pequeño que es, lo poco que pesa y lo fácil que se adapta a la mano (sus dimensiones son similares a los primeros ratones para PC). En principio está pensado para leer con la mano derecha, ya que tal como colocas la mano en el dispositivo, el joystick cae a la izquierda, a fin de poder manejarlo con el dedo pulgar.
Deberemos realizar varios movimientos con el joystick como si fuese un mando de consola de juegos, ya que son imprescindibles para moverte por las distintas opciones del texto, tales como palabras, caracteres y demás ítems, así como para modificar opciones del dispositivo como velocidad de lectura, tipo de braille y las restantes opciones de configuración. Los movimientos se hacen de una forma fluida y natural.


Si eres una persona zurda para leer como es mi caso, el joystick nos cae en el dedo meñique. En principio cuando nos damos cuenta de este pequeño inconveniente, parece algo engorroso el manejo, pero en diez-quince minutos de práctica, ni nos acordamos.


Vamos con la parte más importante, más revolucionaria y que más causa controversia en este dispositivo, que es el hecho de que sólo tenga una celdilla para leer braille.


Se trata de una celdilla de ocho puntos aunque nosotros decidiremos en la configuración si vamos a leer en braille de seis o de ocho puntos.


Lo primero que notamos al encender el dispositivo y sentir como se van deslizando los menús por debajo del dedo es lo bien que se lee, se trata de un punto braille ni muy grueso ni muy fino, ni muy remarcado ni poco, en fin muy agradable. Otra cosa que en principio puede no ser importante, pero que si vamos a usar mucho BraiBook si que resulta de suma importancia, es el sonido que emite la celdilla al cambiar de carácter.
El dispositivo suena muy poco al ir cambiando de letra si no tenemos puesto el dedo encima, su sonido es similar al de un tic tac de reloj antiguo, con la cadencia de la velocidad que previamente hayamos establecido.


Una vez posicionamos el dedo sobre la celdilla para iniciar la lectura, Los puntos golpean levemente nuestra yema, amortiguando el sonido, haciendo que no suene absolutamente nada de nada, con lo que la total discreción a la hora de leer está garantizada.


Es un dispositivo veloz, en medio minuto desde el encendido ya lo tenemos con nuestros libros preparados para iniciar la lectura.


Un punto a tener en cuenta con este dispositivo y que debemos tener muy claro a la hora de decidirnos por su compra, es que necesitamos un tiempo de adaptación a él, como dicen los chicos de BraiBook en el correo que envían cuando compramos el dispositivo, es como cuando se tiene una nueva relación, que al principio hay que adaptarse, y el proceso de adaptación es indispensable.
Yo añado que es exactamente como tener una pareja nueva, un proceso ilusionante, que poniéndole tiempo y ganas, vemos como poco a poco, todo fluye.


También recomendaría que no fuésemos ansiosos y corriendo nos pusiéramos a leer ese libro al que tantas ganas le tenemos.
En BraiBook (y voy a estropear otra sorpresa), además de regalarnos algún libro, encontraremos un fichero muy útil que es el abecedario en braille. Resulta idóneo para enseñar braille al que no sabe y tiene que empezar desde cero, y también es ideal para que nosotros nos vayamos familiarizando con el manejo del dispositivo, con su única celdilla y con los distintos tipos de braille y de lectura.


Además y para facilitar más la cosa BraiBook cuenta con un apoyo de voz que puede activarse y desactivarse a voluntad y que nos va verbalizando lo que se muestra en la celdilla braille. Útil para acostumbrarse al dispositivo y además resultará óptimo para cualquier persona que quiera aprender braille y estudiar idiomas, ya que podemos leer y al mismo tiempo oír la pronunciación de lo que estamos leyendo, incluso en otros idiomas. En este punto cabe recordar que BraiBook guarda la posición del archivo con el que estamos, para que cuando retomemos la lectura, podamos seguir leyendo en el punto en el que la dejamos.

Otro punto a tener en cuenta es la fluidez y velocidad de lectura que se consigue, a nadie le gusta ponerse a leer algo y tardar una hora en hacerlo, cuando si eso que queremos leer lo tuviésemos en papel, tardaríamos 15 minutos.
Pues en ese tema BraiBook pasa la prueba con nota, tras un mes de uso continuado yo tengo la misma velocidad braille con BraiBook que con una línea braille.


En cuanto a la signografía braille el dispositivo se comporta exactamente igual que la línea focus que hemos usado para comparar comportamientos.
En ficheros con signografía matemática nivel universitario avanzado o en signografía musical, ambos dispositivos, línea Focus y BraiBook han tenido exactamente el mismo comportamiento, se comportaban perfectamente.


Puntos débiles de BraiBook: el hecho que como cualquier nueva tecnología requiere de un periodo de adaptación.

Puntos fuertes de BraiBook todo lo demás. Comodidad de transporte y manejo, total independencia de cualquier otro dispositivo para leer (una vez que hayamos enviado los libros, ya sea por cable o Bluetooth con cualquier ordenador o móvil android, no dependeremos de ellos para nada más).
Es lo más cómodo que hay para revisar cualquier nota que tengamos apuntada o para leer durante un viaje. Si no queremos usar el apoyo de audio no lleva cables ninguno y al ser tan pequeñito y ergonómico se lleva en cualquier parte.
Me permito reseñar otra vez la velocidad que se puede alcanzar con el aparatito, si además nos atrevemos con el braille sin espacios, ese que aprovecha los puntos de la letra que hallamos leído para poner la letra siguiente, entonces, literalmente, volamos. Me costaría creer que alguien lea a toda la velocidad que permite el aparato con este método.
Ideal para alguien que quiera aprender braille desde cero, constatará como su velocidad y manejo mejora por segundos apoyándose en el audio, ideal para los niños que tengan que ir al cole, eliminarán los pesados libros en braille y el hecho de acumular montones de papeles impresos, además de la ventaja de la inmediatez de tener el libro en braille, evitando la utilización de dispositivos enormes o complicados de manejar, ideal para quien quiera aprender idiomas.


¿Se nota que estoy enamorada del dispositivo? ¡Pues sí! La verdad es que tras haberlo estado usando de forma intensiva lo recomiendo cien por cien.

Datos de contacto, información técnica y adquisición.

Este es el sitio Web oficial de BraiBook desde donde puedes comprar el dispositivo si lo deseas:

https://BraiBook.com/

En el sitio web tienes también información sobre el funcionamiento y manejo del dispositivo, así como manuales, tanto en audiovideo en Youtubecomo en formato texto (PDF).
También se explica el tipo de archivos soportados, hay que tener en cuenta que BraiBook convierte archivos que están en la memoria del dispositivo en el formato ya sea Epub, TXT, PDF.
Además ponen a disposición de todo aquel que lo necesite un teléfono de contacto 634137200 y un correo electrónico info@braibook.com, donde resolverán de forma eficaz, amable y rápida todas tus posibles dudas a la hora de comprar el dispositivo, como cualquier inquietud que puedas tener a la hora de manejarlo. También están abiertos a todas las sugerencias que puedas hacer para mejorar siempre que fueran viables para futuras versiones.

Dispositivos que se han usado para probar el BraiBook y su comportamiento:

-Ordenador Windows X de 32 y de 64 bits.


-Líneas focus de distintos tamaños.


-Terminales móviles Android (Nokia y Pocofone).

Agradecimientos:

-Lo primero al personal de BraiBook, y me permito personalizarlo en Mireia por su santa paciencia conmigo.


-Al maestro y amigo Ricardo Abad por pensar en mí para hacer este artículo, no sabes lo que he disfrutado haciéndolo.


-A mi pareja Ken Gómez por darme ideas para como él decía «putear al cacharro a ver como sale de esta». Creo que por falta de pruebas no ha sido. Gracias por ayudarme a buscar matemáticas complicadas y aguantar mis enfados cuando las cosas no me salían como yo quería.


-A ti que te estás leyendo esto por aguantar la chapa hasta el final.

Artículo realizado por Rosa Chacón García.

Una respuesta a “Desempaquetado y valoración de usuario del eReader BraiBook”

  1. ¡Excelente! Y esto corrobora lo que siempre digo a los estudiantes ciegos: ¡Estudien Braille! Se encontrarán con infinidad de ocasiones en que la representación gráfica será irremplazable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimenta el siguiente captcha matemático introduciendo la cifra que falta *