Read Read, una herramienta que permitiría aprender Braille de forma autónoma

Fotografía del tablero, en forma de tríptico, permitiendo cerrarlo y hacerlo transportable (50 X 40 cm aproximadamente la parte central). Se visualizan todas las fichas (4 X 3 cm. aproximadamente cada una), una ficha por cada letra del alfabeto. Cada ficha tiene impresa, en la parte superior, la letra en tinta, y en la inferior, grabada en Braille. La parte de abajo del tablero contiene la regleta o línea, con los huecos en forma de cajetín, en el que se introducen las letras , que mediante el archivo audio mencionará la letra escogida.
Todos los que nacimos sin vista o la perdimos en el transcurso de nuestra vida y hemos tenido que aprender el sistema de lectoescritura braille, hemos necesitado de un profesor para su aprendizaje. Pues parece ser que a partir de ahora vamos a tener otra alternativa.


De momento se trata de un desarrollo, bastante contrastado y avanzado, que está en fase de financiación en la plataforma de micromecenazgo Kick Starter.

los responsables de este ingenio son un grupo de profesionales del Harvard Innovation Lab, y el objetivo de su creación es presentar una alternativa que ayude a las personas con discapacidad visual en el aprendizaje del sistema Braille de forma autónoma y suplir las carencias que muchas veces encontramos al recibir una instrucción inapropiada.

Para darle solución a esta contingencia han desarrollado una herramienta llamada “Read Read”, que cuenta con diversas funcionalidades que permitirán aprender braille de forma autónoma y practicar en cualquier lugar.

Te preguntarás como funciona el dispositivo, ¿no? Pues no se han complicado mucho la vida y en la simplicidad radica el secreto de su eficacia. Parece ser que el alumno dispondrá de una matriz similar a una regleta o pauta con una línea formada por distintos huecos con forma de cajetín. Cada letra con sus correspondientes puntos en relieve estará representada mediante pequeñas fichas que al colocarlas en el cajetín correspondiente, al momento de insertarlas, activarán un archivo de audio que mencionará la letra escogida. El audio continuará reproduciéndose si la persona mantiene presionada una barra situada en la parte inferior de la herramienta.

Bueno, ya sabemos como conocer letra a letra cual es cada cual. Por otra parte, si deseamos componer una palabra, solo deberemos colocar una letra al lado de la otra, siguiendo el mismo procedimiento y haremos que luego las deletree.

Supongo que esta solución no será prioritaria para las Instituciones que dispongan de personal docente capacitado para la enseñanza del braille, en cambio, puede ser de gran utilidad para todos los ciegos del mundo que no disponen de la asistencia necesaria. Aunque no se indica en el artículo, espero que el dispositivo vaya acompañado de instrucciones explicando cual es la postura correcta al sentarse, así como cual es la posición más efectiva de manos y dedos para reconocer el relieve y disposición de los puntos y adquirir velocidad cuando se lea braille en otros soportes.

Me ha gustado mucho esta idea y le deseo lo mejor en su crecimiento y expansión. Aquellos que podáis, pues nada, arriba os he dejado el link para que podáis realizar aportes. Cualquier cantidad seguro que será bienvenida más aún cuando se trata de un desarrollo con clara proyección social. De momento, no han recaudado ni el 10 por ciento de lo que necesitan

A continuación dejo un vídeo demostración del prototipo de Read Read.


Descripción del vídeo

Se nos muestra a una niña ciega delante de un tablero o matriz (50 X 40 cm. aproximadamente), en el que va introduciendo la ficha de cada letra, por indicación del instructor o profesor, en los huecos en forma de cajetín, situados en la línea de abajo del tablero (40 cm. aproximadamente de largo). Escuchamos, mediante el archivo audio, mencionar la letra escogida. Seguidamente vemos, desde arriba, todo el tablero, donde están colocadas las fichas (4 X 3 cm. aproximadamente cada una), y en la parte de abajo del tablero, la regleta o línea, con los huecos en forma de cajetín. Cada ficha tiene impresa, en la parte superior, la letra en tinta, y en la inferior, grabada en Braille.


El artículo ha sido realizado por Ricardo Abad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimenta el siguiente captcha matemático introduciendo la cifra que falta *