Análisis y valoración práctica de las gafas de sol bluetooth con auriculares de conducción ósea VocalSkull

Imagen de las gafas de sol bluetooth de conducción ósea VocalSkull. Se trata de un dispositivo estéticamente muy similar a las clásicas gafas de sol RayBan (a las que son totalmente planas en su frontal y que no cubren lateralmente a los ojos como sí hacen otros modelos curvando los extremos de la montura). El modelo de la fotografía tiene la montura de color negro, los cristales grises, y como se encuentra con las patillas plegadas, no se aprecian los tres botones que hay en la parte inferior de la patilla izquierda.

Somos muchos los que empleamos a diario aplicaciones de navegación GPS o de transporte público como apoyo en nuestros desplazamientos por la ciudad, lo cual implica tener que usar unos auriculares que nos permitan escuchar con seguridad, comodidad, claridad, e incluso discreción, no tan sólo el guiado ofrecido por nuestros smartphones sino también posibles llamadas telefónicas, así como realizar consultas a asistentes como Siri. En el mercado podemos encontrar una gran variedad de auriculares que nos pueden servir para este propósito: de botón, intraaurales, monoaurales, de conducción ósea, y todos ellos disponibles con conexión bluetooth o con cable. Pero claro, a pesar de esa gran variedad, a nosotros no nos sirve cualquier cosa. Que va. Necesitamos preferiblemente emplear un sistema que no interfiera en la percepción de los sonidos de nuestro entorno para que no se vea afectada nuestra orientación y seguridad.

Pues bien, recientemente me he encontrado con la necesidad de adquirir unos nuevos auriculares para emplearlos en mis desplazamientos, y tras sopesar las distintas opciones, me he decantado por probar algo muy distinto y poco convencional: unas gafas de sol bluetooth que incorporan en el mismo dispositivo unos auriculares de conducción ósea y un micrófono con reducción de ruido. ¿He acertado en mi elección? Seguir leyendo, y vosotros mismos podréis responder a esta pregunta, pues se trata de un dispositivo que de la misma forma que puede entusiasmar a unos, a otros les puede defraudar enormemente. Por lo que es mejor que vosotros mismos lo valoréis y decidáis en cuál de los dos grupos os encontráis.

Breve historia de las gafas VocalSkull

Bien. Antes de entrar en la descripción y análisis de este interesante gadget, me gustaría hablaros muy brevemente de la historia que hay detrás de estas gafas que sin duda, no dejan a nadie indiferente.

Este dispositivo, aunque se empezó a comercializar a finales de 2017, nació como idea originaria en el 2012. Sus ideólogos son los hermanos David Wei y Roy Wei, ambos nacidos en la provincia de Jiangsu (China).

El hermano mayor, David, profesor de física en la universidad, escuchó hablar a finales de 2011 de una tecnología llamada “Osteoacusis”. Con esta tecnología algunas personas sordas podían oír fácilmente sin operaciones costosas. David enseguida vio el potencial de esa tecnología y se le ocurrió que podría aplicar esa idea a un uso comercial. Así que se dirigió a su hermano Roy, que se había graduado en Ingeniería Mecánica y Eléctrica, para pedirle ayuda y convencerle de que se uniese a su proyecto.

Durante 3 meses, mientras intentaba convencer a su hermano, David estuvo trabajando en tres prototipos de un futuro producto. Finalmente, ante tanta insistencia y tras observar los prototipos en los que trabajaba David, Roy accedió a participar y en poco tiempo tuvieron listo un primer prototipo de un producto consistente en un casco para motociclistas que incorporaba unos auriculares de conducción ósea. La idea era buena, pues esa tecnología permitía a los conductores disfrutar de la música sin tapar los oídos, y por lo tanto sin dejar de percibir el resto de los ruidos de su entorno. Por supuesto, como se trataba de un prototipo creado en unos laboratorios universitarios, el primer intento resultó algo grande, pesado y no muy eficaz a la hora de proteger en caso de accidente.

Mientras continuaban mejorando su producto, establecieron una fábrica para comenzar la producción en masa de su casco y de un scooter eléctrico auto-equilibrado de una rueda diseñado también por ellos. Ambos productos se vendieron bien.

En 2015 ya tenían patentados varios de sus productos, incluyendo el scooter eléctrico y el casco. Pero David quería ir mucho más allá. Quería que el público en general pudiese disfrutar de esta tecnología de conducción ósea y no tan sólo los deportistas y los motociclistas. Entonces pensó que esa tecnología y las gafas de sol parecían ser una gran combinación. Así que David fue a Shenzhen para comprobar todos los dispositivos similares que pudieran haber en el mercado. Para su sorpresa, ninguno de esos productos estaba bien hecho y todos parecían extremadamente baratos. Así que David y Roy, se pusieron inmediatamente a diseñar un nuevo producto.

En un principio estuvieron trabajando en el diseño de unas gafas de sol que además de auriculares de conducción ósea tuviesen incorporada una cámara, pero finalmente pensaron que ello podría ser fruto de cierto rechazo social. La gente podría considerar la presencia de esa cámara Como una invasión a su privacidad, pues ello permitiría al usuario del dispositivo fotografiarles y grabarles en vídeo en cualquier momento y sin su consentimiento. Por lo tanto, se centraron en perfeccionar la parte de conducción ósea. Esta decisión hizo que el producto final resultase aún más delgado y ligero de lo que esperaban.

Finalmente, los años de esfuerzo dieron sus frutos, y en diciembre de 2017 las gafas de sol de conducción ósea VocalSkull salieron a la venta e inmediatamente tuvieron una gran aceptación en el mercado.

¿Qué es la conducción ósea y cómo funcionan este tipo de auriculares?

Por si hay alguien que no sabe en qué consiste esta tecnología, os comento también muy brevemente que la conducción ósea es la conducción del sonido al oído interno a través de los huesos del cráneo. Este sistema puede emplearse tanto con personas con audición normal como deteriorada. En este segundo caso, muchas patologías del oído medio y del tímpano pueden beneficiarse al usar este sistema.

El funcionamiento es el siguiente: Los auriculares de conducción ósea se apoyan ergonómicamente sobre la superficie de las sienes, donde un transductor electromecánico, que convierte las señales eléctricas en vibraciones mecánicas, se encarga de enviar el sonido al oído interno a través de los huesos craneales. Es decir, que el transductor electromecánico hace vibrar a los huesos craneales sobre los que está apoyado y entonces, el sonido, en forma de vibración, se envía directamente al nervio vestíbulo coclear del oído interno, produciendo unos impulsos nerviosos que son enviados e interpretados posteriormente por el cerebro, originando la audición. Esta transmisión de sonido directa, a través de los huesos, es parecida a la que se produce a través del tímpano y el oído medio, pero a través de una vía muy distinta.

Por lo tanto, como en este tipo de auriculares el sonido se transmite directamente al oído interno, el tímpano es un elemento totalmente innecesario, y es por ello que Muchas personas con patologías en las que se ve afectado esta parte del oído se pueden beneficiar de esta tecnología, la cual les ofrece un sonido óptimo en todo momento.

Comentar que en este tipo de dispositivos La pérdida de sonido es una desventaja que casi ningún producto de conducción ósea puede evitar. Cuando el transductor electromecánico vibra, el aire circundante también vibra junto con el material del auricular. Esto se llama “segundo sonido”, y es el motivo por el cual el sonido de muchos auriculares de conducción ósea se puede escuchar desde el exterior por las personas que hay alrededor del portador de los auriculares. En VocalSkull han trabajado en intentar solucionar este aspecto, y afirman haber conseguido reducir significativamente este problema hasta un 70%, pero aun así se sigue percibiendo ese doble sonido.

Los auriculares de conducción ósea ofrecen múltiples ventajas. La más destacada es la posibilidad de percibir perfectamente el ruido exterior, una característica muy beneficiosa para deportistas que desean escuchar música mientras practican sus actividades al aire libre, y como no, también algo muy beneficioso para nuestro colectivo de personas ciegas y con baja visión, ya que podemos escuchar el guiado proporcionado por sistemas GPS o aplicaciones de transporte público sin que se ve afectada nuestra percepción del entorno.

Asimismo, estos auriculares generan unos niveles de estrés menores sobre el oído, lo que los convierte en una solución muy adecuada para quienes usan este tipo de dispositivos con mucha frecuencia. Además, ya puestos, comentar que también el hecho de no llevar nada dentro del oído es más higiénico y cuando hace mucho calor se evita el sudor y el picor.

Finalmente, comentar que la calidad del sonido de estos auriculares continúa siendo el mayor reto de los fabricantes. Para un uso diario y estándar, la experiencia es satisfactoria. Pero los más puristas del sonido quedarán totalmente insatisfechos frente a las alternativas tradicionales que ofrece la alta fidelidad. En VocalSkull también han trabajado en perfeccionar este aspecto, introduciendo algunas mejoras como por ejemplo el códec APTX, lo cual mejora bastante el sonido en los sistemas bluetooth, pero aun así la calidad no es la misma que en unos buenos auriculares tradicionales y, sobre todo, el volumen tiene que mejorar mucho para que éste se escuche bien en entornos ruidosos.

Descripción de las gafas

Bueno. Ya hemos llegado a lo interesante. Vamos allá:

Nos encontramos ante unas gafas de sol bluetooth con protección IP67 contra el polvo y el agua, que incorporan en un mismo dispositivo auriculares de conducción ósea y un micrófono con reducción de ruido. Se podría decir que estéticamente son muy similares a las clásicas RayBan (a las que son totalmente planas en su frontal y que no cubren lateralmente a los ojos como sí hacen otros modelos curvando los extremos de la montura), por lo que son bastante bonitas y no llaman para nada la atención. A no ser que te fijes en los tres pequeños botones que hay en la parte inferior de la patilla izquierda, algo difícil, pues cuesta fijarse en ellos, la gente en ningún momento aprecia que son algo fuera de lo normal.

La montura es de color negro, y en cuanto a las lentes, se pueden seleccionar cinco colores diferentes a la hora de adquirir las gafas: transparente Anti Ray azul, azul, gris, amarillo/oro, y verde. Las que yo he adquirido son de color gris, lo cual las hace pasar aún más desapercibidas. Por supuesto, en estas gafas se pueden montar unas lentes de sol graduadas o incluso unas normales que se oscurezcan al salir al exterior. De hecho, el dispositivo viene con las lentes seleccionadas ya montadas, y con un par extra más claras y también polarizadas, tanto por si preferimos usar estas otras, como para que nos sirvan de plantilla de muestra por si queremos ir a una óptica para encargar unas graduadas.

En la patilla del lado izquierdo, en su parte inferior y más próxima a la lente, se observan tres pequeños botones muy bien diferenciados: el más próximo a la lente es el de encendido/apagado, aunque también sirve para descolgar/colgar o rechazar una llamada, así como para realizar una rellamada o incluso invocar a Siri, y los otros dos tienen la doble función de subir y bajar el volumen o de navegación a la hora de reproducir canciones.

A continuación de estos botones, también en la parte inferior de esta misma patilla, observamos una tapita que al levantarse deja visible la conexión de carga mini USB.

Los auriculares de conducción ósea se encuentran en el lateral interno de ambas patillas, en el tercio final, inmediatamente antes de la zona de las orejas. Son dos pequeños bultitos de goma que desde el exterior no se aprecian para nada. Y el micrófono se encuentra tan sumamente bien integrado en el frontal del puente de la nariz, que ni se ve ni se palpa.

El peso es muy ligero, 32 gramos, y sus dimensiones son: 15,5 x 4,9 x 14,4 cm (ancho, alto, profundo). El grosor de las patillas es de unos 5 milímetros, mientras que la altura de éstas es de unos 12 milímetros.

Especificaciones técnicas

Marca: VocalSkull.

Material de las lentes: acrílico.

Material de la montura: ABS + PC + gel de sílice.

Grado de impermeabilización: IP67.

Color de la montura: negro.

Distintos colores a elegir para las lentes: transparente Anti Ray azul, azul, gris, amarillo/oro, y verde.

Lentes polarizadas UV400 TAC de alta calidad que están de acuerdo con la norma internacional CNS15067.

Las lentes son fácilmente removibles, pudiéndolas cambiar por otras que sean graduadas.

Micrófono:

  • Sensibilidad -40dB ± 3dB.
  • Rango de frecuencia, 100Hz, 20KHz.
  • Con reducción de ruido.
  • Manos libres.

 

Auriculares:

  • Tipo, de conducción ósea estéreo.
  • Integrados en el lateral interno de las patillas.
  • Potencia, 1W.
  • Sensibilidad, 102±3dB.

 

Conexión Bluetooth:

  • Versión del chip Bluetooth, CSR 4.1.
  • Funciones 1×2 (emparejamiento dual a dos dispositivos), soporte A2DP y APTX.
  • Distancia de transmisión, 33 pies (10 m).
  • Compatibilidad universal con casi todas las marcas y sistemas de smartphones como IPhone, HTC, Samsung… Android / IOS / Windows.

 

Batería:

  • ion de litio recargable, 250mAh. 3.8V.
  • Tiempo de carga, 2 horas.
  • Voltaje de carga, AC 110V/220V,50/60Hz, DC 5V, Max 1ª.
  • Puerto de carga, Micro-USB.
  • Autonomía de la batería reproduciendo música, 3-4 horas (volumen normal). En modo conversación, 4-5 horas. Tiempo de espera, 10 días.

 

Peso del producto: 32 gramos (lentes incluidas).

Dimensiones del producto: 15,5 x 4,9 x 14,4 cm (ancho, alto, profundo).

Temperatura de trabajo: -10° a + 50°. Humedad 0-90%.

Contenido del paquete:

  • 1x Gafas de conducción ósea VocalSkull con las lentes seleccionadas ya montadas.
  • 2x lentes transparentes extra.
  • 1x cable USB para recargar la batería.
  • 1x Manual de usuario en inglés.
  • 2x almohadillas antideslizantes para la nariz.
  • 2x tapones para los oídos que se pueden emplear para aislarnos del ruido del exterior y por si deseamos mejorar aún más la calidad de sonido.
  • 1x funda de tela para las gafas.

 

Precio: en Amazon podemos encontrarlas con un precio de 159,99€, aunque en la fecha de publicación de este artículo hay una oferta de 86,17€. También se pueden comprar desde la página web del fabricante.

Funcionamiento de las gafas

El manejo de este dispositivo es muy sencillo. Todas las funciones se realizan a través de los tres botones que hay en la parte inferior de la patilla izquierda, y muchas de éstas son verbalizadas por el propio dispositivo con una voz femenina en inglés.

Emparejando el dispositivo

Lo primero que tenemos que hacer es emparejarlo con nuestro móvil. Los pasos para ello son los siguientes:

  1. Activamos el bluetooth en el smartphone y nos vamos al apartado de ajustes/bluetooth.
  2. Luego pulsamos y mantenemos pulsado el primer botón de las gafas que hay más próximo a la lente entre dos y cuatro segundos hasta que se escuche una voz que dice que el proceso de emparejamiento se ha iniciado. Entonces miramos en el móvil si éste ha reconocido el nuevo dispositivo, apareciendo con el nombre de “SOG-GL01”.

Nota: Más adelante explicaré cómo se pueden emparejar para usarlas simultáneamente con dos dispositivos, pero Si ya las hemos emparejado con uno y queremos emparejarlas con otro sin usar la función “emparejamiento dual”, al mantener este botón presionado primero escucharemos el mensaje de que se encienden las gafas y a continuación, sin dejar de presionarlo, al cabo de un par de segundos más escucharemos este otro mensaje de que el proceso de emparejamiento se inicia.

  1. Una vez encontramos las gafas ya reconocidas en el apartado de bluetooth con el nombre de “SOG-GL01”, hacemos doble toque encima de ese nombre para confirmar el emparejamiento, y listo (la voz nos dice que el proceso se ha completado). Puede que pida un código. Si se da el caso, Es el 0000.
  2. A partir de ahora, cada vez que encendamos las gafas, nuestro teléfono se conectará automáticamente con éstas, aunque puede darse el caso que tras encenderlas, tengamos que ir al apartado de bluetooth y darle al botón de “Conectar” que hay al lado de su nombre.

 

Las VocalSkull se pueden conectar simultáneamente con dos dispositivos bluetooth a través de la función “emparejamiento dual”. Para ello hay que hacer lo siguiente:

  1. Emparejamos las gafas con el primer dispositivo, por ejemplo con nuestro smartphone, tal y como hemos visto en los pasos anteriores.
  2. Ahora desactivamos el bluetooth del primer dispositivo que hemos emparejado, es decir, del smartphone, y pasamos a realizar el proceso de emparejamiento con un segundo dispositivo, por ejemplo con un ordenador.
  3. Una vez emparejado el segundo dispositivo, nos vamos al primer dispositivo y encendemos nuevamente su Bluetooth y seleccionamos/conectamos las gafas en el menú del Bluetooth para completar el proceso de emparejamiento multipunto, todo ello sin apagar el Bluetooth del segundo dispositivo.
  4. Listo. Ahora ya tendremos conectados simultáneamente ambos dispositivos con las VocalSkull (en ocasiones hay que apagar y volver a encender las gafas para que el proceso termine de configurarse).

 

Notas acerca del bluetooth:

  • Si se pierde la conexión bluetooth entre el smartphone y las VocalSkull, éstas se apagan automáticamente transcurridos 5 minutos.
  • Si nos alejamos con las gafas más de 10 m del móvil, éstas se desconectan automáticamente. En cuanto nos volvemos a acercar al rango de alcance del bluetooth, si no han transcurrido más de 5 minutos, se vuelven a conectar ellas solas. Si ha transcurrido más tiempo, hay que volver a encenderlas.

 

Recargando el dispositivo

El puerto de carga de las gafas se encuentra justo después de los tres botones que hay en la parte inferior de la patilla izquierda, bajo una tapa protectora. En un par de horas ya se cargan al máximo. Se puede ver el porcentaje de la batería en la barra de estado del iPhone, al lado del porcentaje de batería del móvil.

Encendido/apagado y volumen

Las gafas se encienden/apagan con el primer botón más próximo a la lente, manteniéndolo presionado unos tres segundos. La voz dice encendido o apagado.

Para subir y bajar el volumen hay que pulsar los dos siguientes botones al botón de encendido. El más próximo la lente baja el volumen y el siguiente, el más próximo a la oreja, lo sube.

Hay que tener en cuenta que al igual que en el smartphone, hay distintos volúmenes según lo que estemos escuchando:

  • Si estamos navegando por los menús del móvil o estamos escuchando música, si pulsamos los botones de volumen de las gafas, actuaremos sobre el volumen multimedia general del smartphone.
  • Para subir más la voz de VoiceOver, aparte de aumentar el volumen general, tendremos que subir el volumen propio de este lector de pantalla desde la opción “Volumen” del rotor.
  • Si deseamos subirle la voz al asistente Siri, deberemos incrementar el volumen mientras está hablando este asistente.
  • Para subir o bajar la voz de nuestro interlocutor en una llamada de teléfono, pulsaremos los botones de volumen mientras estamos hablando con esa persona.

 

Llamando por teléfono

Cuando recibimos una llamada la escucharemos tanto por el móvil como a través de los auriculares de las gafas. Éstas verbalizarán con su propia voz en inglés el número que nos está llamando (el número, no el contacto), e inmediatamente después oiremos también a través de las gafas el mismo tono de llamada que tenemos en el móvil. En ocasiones, antes de verbalizar la voz de las VocalSkull el número de la llamada entrante, se escucha a VoiceOver anunciando la identidad del contacto que nos llama, pero no siempre. Eso sí, si tenemos el móvil en silencio, éste no suena, pero las gafas sí.

Para descolgar la llamada hay que pulsar brevemente el botón de encendido y para colgar la llamada hay que pulsar de nuevo el mismo botón.

Para realizar una rellamada, llamando de nuevo al último número al que hemos llamado nosotros, hay que pulsar dos veces el botón de encendido.

Para rechazar una llamada hay que pulsar el botón de encendido durante más de un segundo mientras suena la llamada. Si hacemos esto, el que nos llama de repente escuchará como se corta el tono de llamada y se pone el contestador automático. Es decir, que no silenciamos la llamada, sino que la rechazamos.

Si estamos hablando con una persona por teléfono a través de las gafas y entra otra llamada, si pulsamos dos veces el botón de encendido de éstas, colgamos la anterior llamada y pasamos a atender la nueva llamada entrante. Si en cambio pulsamos una sola vez ese botón, dejamos en espera la llamada en curso para atender a la nueva.

Controlando la reproducción de música

Los botones de las gafas también sirven para la reproducción y navegación por pistas de audio Mientras se está reproduciendo una canción desde el smartphone o el ordenador.

Un simple toque en el botón de encendido de las gafas pausa y reinicia la reproducción de la pista en curso.

Para pasar a la canción siguiente o anterior, hay que pulsar durante dos segundos los botones de subir o bajar el volumen.

Llamando al asistente Siri

Para invocar a Siri desde las gafas, hay que mantener presionado el botón de encendido durante dos segundos escasos. El sonido que señala que Siri está listo para escucharnos tarda en oírse un segundo. Cuidado con no mantener presionado el botón más de dos segundos, pues podemos apagar las gafas.

También se puede llamar a Siri verbalizando “Oye Siri”, pero al igual que si se presiona el botón, el asistente tarda uno o dos segundos en escucharnos.

Mi análisis práctico y experiencia con las gafas

  • La primera impresión que tuve al sacar las gafas de su caja y sostenerlas entre mis manos, fue la de que se trataba de un dispositivo liviano y muy similar a unas gafas de sol tradicionales. Después, cuando me las puse, las sentí realmente cómodas, con una ergonomía muy lograda. A mí personalmente me gustan más las gafas de sol que cubren los ojos también por los laterales, realizando una curvatura en sus extremos, pero me han dicho que estas también son bastante bonitas y que me quedan muy bien. Lo bueno de tener esta forma, es que al guardarlas ocupan menos espacio que las que se curvan en los extremos.
  • Posteriormente, cuando he llevado las gafas durante períodos prolongados, no se me ha hecho pesado su uso Para nada, pues son bastante ligeras y no aprietan en las sienes. Además, protegen bien de los rayos solares, pues incorporan lentes polarizadas UV400 TAC de alta calidad, que están de acuerdo con la norma internacional CNS15067. Por cierto, las lentes se pueden extraer con facilidad, pudiéndose cambiar por las dos transparentes que vienen en la caja, o poner unas que sean graduadas o incluso unos filtros.
  • Da mucha tranquilidad el que tengan certificación IP67, pues aunque llueva, podemos seguir usándolas sin problemas. En teoría la cifra “7” de su certificación significa que se pueden sumergir a 1 metro bajo el agua, pero eso sí, yo mejor no las metería en el agua de la playa o en piscinas, pues tanto la sal como el cloro pueden afectar sobre todo a las lentes. Si alguna vez lo hacemos, conviene aclararlas lo antes posible con abundante agua. Además, el polvo y el sudor no les afecta para nada (por cierto, la cifra “6” de su certificación significa que tienen protección total contra el polvo).
  • Es la primera vez que he empleado de forma continua unos auriculares de conducción ósea y aunque se escuchan bastante bien, para mi gusto el sonido es muy bajo, sobre todo en exteriores donde hay mucho ruido. En interiores donde no hay mucho jaleo no hay ningún problema para escucharlos, pero para ello hay que subir prácticamente al máximo el volumen de las gafas y del lector de pantalla VoiceOver (esto último a través del rotor). Ah, y si no oímos bien la voz de Siri, le preguntamos cualquier cosa, por ejemplo qué tiempo hace, y mientras habla, pulsamos el botón de subir el volumen para aumentar su voz. Pasa lo mismo con las llamadas. Si no oímos bien a nuestro interlocutor, subimos el volumen durante el transcurso de la llamada y lo configuramos al nivel adecuado. Todos estos volúmenes son independientes entre sí y hay que graduarlos a nuestro gusto. De todas las voces que emite el iPhone y que he probado con las gafas en distintos usos, las que mejor se oyen en exteriores y ambientes muy ruidosos son las de Siri y el guiado por voz que ofrece Apple Maps, eso sí, habiendo configurado ambas voces para que se escuchen al máximo.
  • Tal y como ya he comentado, el gran y único problema de este dispositivo es su uso en exteriores donde hay un ruido excesivo, como por ejemplo en sitios con mucho tráfico. Ocurre lo mismo en interiores ruidosos como el metro o en cafeterías donde hay mucho jaleo. En todos estos casos, su volumen es a todas luces insuficiente. De todas formas, si caminamos por sitios tranquilos, sin mucho tráfico, se escucha bastante bien. Si aun así nos cuesta escucharlo, basta con presionar con la mano que tengamos libre un poco más la patilla contra el cráneo, y entonces el volumen mejora.
  • Por lo tanto, el entorno de uso ideal de estas gafas es en exteriores con poco ruido, como por ejemplo en barrios tranquilos o si nos gusta caminar por la montaña, y sobre todo en interiores con poco jaleo o dentro de casa. Puede ser una opción muy interesante para personas que siempre llevan gafas de sol, incluso dentro de su vivienda. En esos casos es un gadget muy interesante, cómodo y funcional, que no defrauda en absoluto. De hecho, tengo un amigo que se las ha comprado y está encantado con ellas dándoles este uso. Y yo he revendido las mías a una persona que las iba a usar principalmente en casa, bueno, y como gafas de sol en todo momento, incluso en exteriores, pero como auriculares bluetooth tan sólo en casa o en interiores. En efecto, habéis leído bien. Yo he revendido las mías, pues el uso principal que les quería dar era por exteriores, en mis desplazamientos por una ciudad bulliciosa como Barcelona, para lo cual no las encuentro útiles. En cambio, esta otra persona a las que se las he vendido está encantada con ellas.
  • Si tenemos el volumen muy alto y el ambiente es silencioso, las personas que hay a nuestro alrededor pueden oír algo de lo que estamos escuchando, pero muy tenue. En este aspecto VocalSkull se ha esforzado bastante, consiguiendo que la típica pérdida de sonido presente en este tipo de auriculares sea bastante moderada. De hecho, el fabricante afirma haberla reducido un 70%, pero aun así el problema sigue presente.
  • Cuando he realizado llamadas telefónicas desde las gafas, la calidad de sonido es sorprendentemente buena. He escuchado perfectamente a Mis interlocutores y éstos me han comentado que mi voz se oye bien. He probado a hablar por teléfono con este amigo que también se las ha comprado, y cuando lo he oído hablar a través de sus gafas, he escuchado su voz perfectamente. Diría que incluso mejor que con otros auriculares que incorporan el micrófono en el cable. La única pega que he observado a este respecto es que si la persona que lleva las gafas está en un entorno silencioso y tiene el volumen de éstas muy alto, el interlocutor escucha su propia voz con un poco de eco distorsionado. Probablemente porque el mismo micrófono de las gafas percibe el sonido de los auriculares. Pero esto se arregla rápidamente bajando un poquito el volumen de las gafas.
  • Cuando he invocado a Siri desde el botón de encendido de las gafas, se aprecia un pequeño retardo de apenas un segundo desde que se pulsa el botón hasta que se escucha la señal acústica que nos indica que podemos hablar con el asistente, pero la verdad es que Siri siempre me ha entendido a la primera y lo bueno es que su voz se oye bastante más fuerte que la de VoiceOver. Por cierto, hay que tener cuidado de no presionar durante más de dos segundos este botón, pues sino apagamos las gafas.
  • El uso de los botones es sencillo, intuitivo y cómodo. Hay una voz femenina en inglés que nos avisa de algunas de las funciones, por ejemplo de cuando se enciende o apaga el dispositivo, del proceso de emparejamiento, del número de la llamada entrante… Asimismo, cuando llegamos al máximo del volumen, se escucha una señal acústica, lo cual va de maravilla para tener una referencia a la hora de graduar los distintos volúmenes.
  • Las he empleado para escuchar música, y aunque los iPhone no son compatibles con el códec APTX, estas gafas tienen una nitidez y calidad de sonido bastante aceptables. Desde luego no tienen comparación con unos auriculares de calidad. A este respecto, los que seáis amantes del buen sonido, no esperéis para nada alta fidelidad. Eso sí, en comparación con otros auriculares de conducción ósea que había escuchado anteriormente, éstos tienen un mejor sonido. Pecan de graves poco potentes y a los que os gusta el volumen muy fuerte os defraudará, pero si nos apretamos las patillas contra la cabeza, mejoran mucho en ambos aspectos. Aunque claro, tampoco es plan estar siempre en esa posición. Además, si estamos en casa tranquilos, y nos tapamos los oídos con los tapones que se adjuntan en la caja, la calidad de audio mejora ostensiblemente. Remarcar también, que en exteriores o ambientes con mucho ruido, la música se escucha más fuerte que la voz de VoiceOver.
  • Imagino que si sois usuarios de Android, y vuestro dispositivo es compatible con APTX, el sonido mejorará bastante. A este respecto, os recuerdo que el soporte del códec APTX incluido en estas gafas, mejora significativamente la experiencia de audición estéreo a través de bluetooth. Este códec permite enviar la música a través de bluetooth sin perder apenas su calidad original, reproduciendo fielmente el ancho de banda de audio completo, a la vez que no introduce problemas de latencia. Vamos, que ofrece un mejor sonido que el protocolo básico de transmisión de secuencias estéreo Bluetooth A2DP. Lamentablemente, los iPhone tienen su propio Códec de alta calidad y no son compatibles con APTX, por lo que en este caso se utilizará la transmisión A2DP de menor fidelidad. Si eres un usuario de un smartphone Android, la mayoría de los teléfonos actuales vendidos en los últimos años incluyen este sistema, especialmente aquellos con procesadores Snapdragon de Qualcomm. No obstante, comprueba en las características de tu smartphone Android si éste es compatible con APTX Bluetooth streaming.
  • La duración especificada de la batería de cinco horas, sin ser nada del otro mundo, es suficiente para emplear las gafas todo el día sin problemas. Antes de revenderlas, las estuve empleando bastante, tanto dentro de casa como haciendo pruebas por la calle, y la batería me duró de media un par de días. Claro que apenas las usé para escuchar música, que es lo que más consume. Principalmente las usé escuchando VoiceOver a través de ellas, empleando Siri, realizando varias llamadas de teléfono, probando algún que otro audiolibro, y finalmente realizando rutas en el exterior con Lazarillo App en combinación con Apple Maps, con Moovit y con la función de navegación de la pulsera Sunu band. Creo que en vocalSkull han encontrado un equilibrio bastante acertado entre autonomía y el tamaño de las patillas de las gafas. Se podría haber puesto una batería más grande, pero entonces éstas serían más aparatosas y menos discretas.
  • El porcentaje de la batería de las gafas aparece en la barra de estado del iPhone, por lo que es fácil llevar un control de la autonomía del dispositivo.
  • En general es un gadget muy cómodo y práctico, ya que pasa muy desapercibido. Anteriormente había probado brevemente un par de auriculares de conducción ósea clásicos, de los que llevan la diadema por detrás de la nuca, y siempre me ha parecido que son bastante aparatosos y poco discretos. Aparte que cuando entras en algún sitio, sino quieres dar mucho el “cante”, tienes que guardarlos y al no ser plegables, hay que tener mucho cuidado de donde se meten, pues puedes romper la diadema. Conozco una persona que rompió unos de esta forma. En cambio, con estas gafas, al entrar en un sitio, puedes apagarlas y dejártelas puestas, o si no, te las quitas y las guardas bien plegaditas en su funda.
  • La principal ventaja de este dispositivo es que tenemos los oídos libres, pudiendo escuchar perfectamente el resto de sonidos de nuestro alrededor, sin aislarnos. En caso de usarlos en exteriores sin mucho ruido ambiente, podemos disfrutar de desplazamientos mucho más seguros mientras escuchamos indicaciones GPS o incluso audiolibros. Yo, cuando me desplazo por la ciudad, si preciso usar el guiado a través de GPS, uso unos auriculares intra aurales con cable, poniéndome tan sólo uno en una oreja y sin apenas introducirlo, pero ello no me acaba de resultar cómodo. No por el hecho de tener que llevar el cable, pues llevo el móvil en una pequeña bolsa bandolera que me queda a la altura de la cadera y el cable llega perfectamente a la oreja, sino porque por el oído en el que llevo el auricular, a pesar de no introducirlo mucho, siento que pierdo algo de audición. Eso sí, como estos auriculares se escuchan realmente muy bien en todo tipo de entornos ruidosos, por el momento es lo más útil que he probado. Lástima que estas gafas no me sirvan para mis desplazamientos urbanos. Si se escuchasen bien, a mi parecer serían la opción ideal. Por eso me parecían tan sumamente interesantes: cómodas, útiles, sin cables, orejas totalmente libres, super discretas. La gente en ningún momento sospecha que llevamos unos auriculares y que estamos escuchando algo a través de lo que a simple vista se asemeja a unas gafas de sol normales. Tan sólo si las empleamos en entornos muy silenciosos, o si de repente entramos en algún sitio tranquilo y no bajamos el volumen, los que hay a nuestro alrededor se pueden percatar de que desde nuestras gafas se escucha algo.
  • Finalmente comentar que como el canal auditivo permanece libre y aireado, el empleo de estos auriculares es más higiénico en comparación con los intraaurales, evitándose la generación de bacterias. Además, cuando hace mucho calor no se produce sudor ni picor en los oídos.

 

Conclusión

Bien. No me extenderé mucho más. Tan sólo comentar que como habéis podido observar, nos encontramos ante un dispositivo interesante, cómodo y muy funcional, pero con una carencia importante que para muchos ya lo descartará como posible opción de compra. Me refiero como no, al volumen que nos ofrece. Si éste fuese más potente, sería el gadget ideal. Ya lo he dicho al principio de este artículo: cada vez van surgiendo más aplicaciones para smartphone que nos proporcionan asistencia en la movilidad y creo que los auriculares de conducción ósea son los más adecuados para poder recibir esa información. No hablo tan sólo de aplicaciones GPS y transporte público como Google Maps, Apple Maps, Lazarillo App o Moovit, sino de otras interesantes opciones como NaviLens, BlindExplorer, Lazzus o la navegación que ofrece la pulsera Sunu band. Para todas esas aplicaciones este dispositivo sería algo ideal, pero claro, si nos ofreciese un volumen más potente que nos permitiera escucharlo en entornos ruidosos. Quizás, de todas estas aplicaciones que he comentado, la que podría emplearse sin ningún problema con estas gafas, formando un tándem perfecto, sería la App GPS de guiado sensorial en espacios abiertos, Blind Explorer. Esta aplicación, que de momento tan sólo está disponible para dispositivos Android, al estar principalmente enfocada a realizar rutas por la montaña, se podría emplear sin ningún problema con las VocalSkull en uno de los escenarios en los que éstas se escuchan bastante bien. Ambas formarían una combinación muy interesante y útil para las personas a las que les gusta realizar excursiones campestres.

Probablemente más de uno estaréis pensando que cómo es que os presentamos un dispositivo con una carencia tan importante. Pues Bien, en primer lugar porque de esta forma, si os encontráis con este gadget por la red y os sentís tentados a comprarlo, conoceréis de antemano en profundidad sus ventajas e inconvenientes. Aparte, que como estamos convencidos que tendrá su público entre nuestro colectivo de personas ciegas y con baja visión, hemos creído conveniente mostrároslo. Y es que este dispositivo puede resultar realmente interesante a aquellas personas que lo quieran usar como gafas de sol en todo momento. Unas gafas que además ofrecen la posibilidad, en interiores y ambientes tranquilos, de poder ser empleadas como auriculares Bluetooth que permiten atender llamadas, escuchar música, podcast, o invocar a asistentes como Siri. En ese aspecto no defrauda en absoluto. De hecho, ya conozco a dos personas que están encantadas empleando lo para ese uso. Además, hay gente que cuando camina por la calle no quiere ningún tipo de distracción, ni tan siquiera el guiado GPS, prefiriendo concentrarse tan sólo en el uso del bastón o del perro guía. Por otro lado, su precio es similar al de unas gafas de sol, por lo que si además tienen todas esas funciones extras añadidas, mejor que mejor.

Estoy convencido que a más de uno no os gustará que los auriculares estén integrados en unas gafas de sol, y preferiréis unos auriculares de conducción ósea tradicionales u otros auriculares como los AirPods. Incluso puede darse el caso que ya dispongáis de unas gafas con unos filtros especiales muy caros, y que comprar otros filtros para estas otras gafas no sea práctico ni viable. También he escuchado casos de personas ciegas que no quieren llevar gafas de sol, pues sienten que les afecta a la orientación. Afortunadamente, en el mercado hay multitud de tipos de auriculares disponibles. Incluso dentro de los de conducción ósea cada vez hay más variedad. Aunque me temo que la mayoría de este tipo de auriculares suelen carecer de un volumen de sonido aceptable. Al menos los que he podido probar brevemente antes de las VocalSkull, también fallaban en este aspecto. Personalmente opino que este tipo de auriculares son los más adecuados para nosotros, y como no conozco ninguno que no lleve una diadema por detrás de la nuca, lo cual es difícil de compaginar si usamos gafas de sol o gafas graduadas normales, creo que la idea de VocalSkull podría resultarnos muy útil y práctica. Bueno… si se escuchase bien en todo tipo de escenarios, claro está.

No sé si los hermanos David Wei y Roy Wei leerán estas líneas, aun así, desde InfoTecnoVisión les animamos a que sigan trabajando en mejorar su producto para que ofrezca un volumen más potente. Si lo consiguen, creo que en nuestro colectivo tendrían un mercado seguro, pues la idea es buena, muy buena, pero claro, para ello tienen que funcionar al 100% en todos los escenarios.

Por cierto, mis queridos lectores y lectoras, y con esto ya termino, si conocéis algún auricular de conducción ósea que tenga un volumen realmente bueno, a prueba de entornos urbanos ruidosos, no dudéis en comentárnoslo, pues yo aún sigo buscando unos que realmente me sirvan. De momento seguiré con mis auriculares Sony “inear” alámbricos, introduciéndome tan sólo uno de ellos en una oreja. Esos sí que se escuchan realmente bien.

Enlaces

Página web de VocalSkull (en inglés)

 

Video de las gafas VocalSkull (video sin voz ni audio descripción, tan sólo música). Duración 2:48 min.

 

Autor: Jaime Franco

 

4 respuesta a “Análisis y valoración práctica de las gafas de sol bluetooth con auriculares de conducción ósea VocalSkull”

  1. Hola Jaime, estoy de acuerdo que la conducción ósea es la forma mejor de audición sin utilizar los oidos. Yo también he utilizado los auriculares aftersoft de conducción ósea y también los rechacé por tener un volumen demasiado bajo y que se oía el sonido con un volumen elevado. La idea de poner unos auriculares de conducción ósea en unas gafas me parece estupenda, si no fuera por el bajo volumen seguro que me animaba a comprarlas.

  2. Unapequeña corrección, no en todos los casos al cortar la llamada esta se desvía al contestador, depende de la configuración del desvío de llamada que se tenga.

  3. Hola Sancho,
    En efecto, un modelo de esos auriculares que comentas fue uno de los que había probado anteriormente, y el volumen era bastante pobre. Para interiores resultaba aceptable, pero para exteriores era a todas luces insuficiente. Lo bueno es que todos estos dispositivos los anuncian como algo fantástico para los que corren al aire libre y para los que van en bicicleta. A ver, si estas actividades las haces en el campo, aún, pero por la ciudad, para nada. También es cierto que mucha gente usa estos auriculares simplemente para escuchar música, y ésta se escucha algo mejor que la voz de un GPS, pero aun así, el volumen deja mucho que desear.
    Ciertamente, estas gafas tienen muy buena pinta. Esperemos que las mejoren. He publicado un comentario en Amazon hablando de esta carencia. A ver si por casualidad les llega a los desarrolladores y trabajan en perfeccionar ese aspecto.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimenta el siguiente captcha matemático introduciendo la cifra que falta *